Cuba dará acceso al comercio mayorista a los trabajadores autónomos

La Habana, 11 abr (EFE).- Los más de medio millón de trabajadores por cuenta propia de Cuba y las cooperativas no agropecuarias podrán comprar productos a un proveedor mayorista estatal en los próximos meses, según se informó el jueves en una sesión de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Los diputados que integran la Comisión de Atención a los Servicios del Parlamento sometieron a debate las “acciones que se llevan a cabo para el reordenamiento del comercio mayorista en el país”, publicó la agencia estatal ACN.

“Extender los servicios de ventas a Cooperativas no agropecuarias de la gastronomía y abarcar a los trabajadores no estatales será una de las principales medidas para el segundo trimestre del 2019”, según la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, citada por la agencia.

Con este fin, se llevará a cabo próximamente una prueba piloto en tres municipios cubanos: Viñales en la provincia de Pinar del Río, Cárdenas en la de Matanzas y Trinidad en la de Sancti Spíritus.

El acceso a un mercado mayorista viene siendo una larga aspiración del floreciente sector privado cubano, que abarca a más de medio millón de autónomos o “cuentapropistas”, parte de ellos propietarios de restaurantes y puestos de alimentos.

Los emprendedores de la isla dependen hoy de los comercios al por menor estatales para obtener sus suministros, por lo que han de pagar por ellos el mismo precio que los consumidores y en muchas ocasiones generan desabastecimiento al adquirir grandes cantidades de productos de alta demanda.

Por otra parte, los diputados evaluaron en presencia del presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, el estado de la producción nacional de alimentos en el primer trimestre y las causas del desabastecimiento de productos como el huevo, la carne de cerdo y sus derivados.

Debido a la “compleja situación económica y financiera” que atraviesa el país, el suministro de hortalizas, granos, frutas, huevos y carne porcina alcanzó en el citado período niveles por debajo de lo esperado, lo que “ha generado niveles de desabastecimiento y de insatisfacción”, según los medios estatales.

Esto sucede en un momento delicado en la economía cubana, que arrastra un alto nivel de endeudamiento y atrae menos inversión extranjera de la esperada

Además, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha endurecido el embargo económico a la isla, lo que afecta a su capacidad de obtener ingresos.

A los factores mencionados se suma la incertidumbre por la crisis de Venezuela, principal socio y valedor de la isla, que le aporta aproximadamente la mitad del petróleo que necesita para cubrir la demanda nacional de electricidad y transporte. EFE