Cubanos agradecen a México permiso para pasar por su territorio a EUA

Por Isaí Ángeles. EnviadoLa Cruz, Costa Rica, 17 Ene (Notimex).- Cubanos varados en Costa Rica por la negativa de Nicaragua de aceptarlos en su territorio, agradecieron a México por permitirles el paso como última escala de un largo y costoso viaje que los llevará a Estados Unidos.Cubanos-en-Panamá.-EFE-550x330

“Estamos muy agradecidos con México por dejarnos pasar, porque sin México, sin usar su territorio, no podemos llegar”, dijo Yulien Travanca, un cubano de La Habana, mientras pasa el tiempo sentado a las afueras de un albergue de La Cruz.

En La Cruz, 20 kilómetros al sur de Peñas Blancas, la frontera de Costa Rica con Nicaragua, y en poblaciones aledañas existen albergues donde permanecen más de siete mil cubanos a la espera de una solución que les permita seguir su camino a Estados Unidos.

Los cubanos se quedaron aquí luego que Nicaragua les prohibiera el paso el pasado 15 de noviembre.

Ante el agravamiento de la situación los gobiernos de México, Costa Rica, Guatemala y El Salvador acordaron un plan piloto que permitió el pasado 12 de enero la salida de 180 cubanos, que volaron a San Salvador para luego seguir por tierra hacia Guatemala y México.

“No queremos quedarnos en ningún país, nuestro objetivo es ir a Estados Unidos”, dijo Travanca, quien es acompañado de su esposa Katia, aunque entre los migrantes también van hombres y mujeres solas o parejas con niños.

A juicio de Travanca, en estos momentos “se vio qué países son amigos del gobierno de Cuba y quien amigo del pueblo cubano”.

“Costa Rica le quito la máscara a muchos países que decían que eran amigos de Cuba; es mentira, son amigos de los gobernantes de Cuba, no de los habitantes de Cuba”, mencionó.

Elisa Varela, proveniente de Las Tunas, también manifestó su agradecimiento porque los cubanos pudieron transitar por territorio mexicano.

“Sabemos que todo salió bien, desde la frontera con Guatemala siguieron en buses o en avión a la frontera con Estados Unidos; muchos ya llegaron a Estados Unidos. Ya cumplieron su sueño”, dijo.

Manifestó su confianza en que “cuando nos toque partir no tengamos problemas; esperamos que no nos pase nada”.

A los cubanos que partieron les costó 555 dólares pagar el viaje en avión desde Liberia (80 kilómetros al sur de la frontera con Nicaragua) hasta San Salvador y luego el trayecto por tierra hasta México.

Muchos cubanos dicen no tener ese dinero por lo que están también a la espera de soluciones integrales.

El gobierno de Costa Rica calificó como un éxito el plan piloto, por lo que se espera en los próximos días reuniones para acordar la ruta a seguir con miras a solucionar el fenómeno migratorio de cubanos por Costa Rica que lleva ya dos meses.