Cubanos en México lloran a Fidel Castro tristes por estar lejos de la isla

fidel-castroGuadalajara (México), 26 nov (EFE).- Entre lágrimas y tras una larguísima noche, varios cubanos intentaban la mañana de este sábado desde Guadalajara (México) digerir la noticia de la muerte de Fidel Castro, apenados por estar lejos de la isla.

“Estoy muy emocionada, dolida y es un encuentro muy grande de sentimientos. Quisiera estar con mi pueblo, apoyando y dándole el ultimo adiós a nuestro Comandante”, dijo a Efe Nery Bernal, una cubana de visita a Guadalajara por la Feria Internacional del Libro (FIL), que hoy inició su trigésima edición.

Acompañada de su familia, Nery pasó por el pabellón de la Cámara Cubana del Libro a saludar a sus compatriotas y, de manera fraternal, recordar la figura del líder de la Revolución Cubana.

“Soy de las cubanas que nació cuando había triunfado la Revolución. Soy de las cubanas que ama a Fidel Castro”, subrayó la mujer, jubilada por incapacitación y quien, dijo que no necesita pagar “ni 20 pesos (un dólar)” para ser atendida por un médico.

Definió la figura de Castro, fallecido este viernes a los 90 años de edad, como un “icono de libertad” y pidió “respetar la memoria de alguien que es tan grande”.

“Soy de las cubanas que nació y murió fidelista, hasta el último de mis días”, dijo entre lágrimas.

Gisel Hernández nació en Cuba pero emigró en 1993 a México, donde trabaja como directora general académica para un centro educativo de estudios superiores de Guadalajara (oeste de México).

Todos los años va a Cuba, y emocionada hoy explicó que ante la noticia del fallecimiento de Fidel Castro primero sintió “incredulidad” y luego tristeza.

Casi sin poder terminar la frase, consideró: “En toda la historia hay claroscuros. Todo lo bueno, lo regular y lo malo. Pero uno siempre trata de empezar la reflexión con lo bueno”.

Para Beatriz Alonso, integrante de la delegación de la Cámara Cubana del Libro, la noticia de la muerte de Fidel era “triste e impactante”.

“Fue el hombre que devolvió la dignidad a Cuba”, dijo rodeada de libros e imágenes de revolucionarios como el propio Castro y el “Che” Guevara, y que hoy adquirían un significado especial.

“Tenemos mucho de su obra, de su vida, y materiales que tienen que ver con la historia y sus diferentes facetas. Y nuestro papel aquí es seguir difundiendo su vida y su obra”, señaló Alonso, que no pudo confirmar si harían algún tipo de homenaje al revolucionario.

En el pabellón, la frase hoy para continuar con la labor era: “Hay que cumplir”.

Pero la realidad es que las caras largas y los ojos vidriosos eran el común denominador de los allí presentes, que lamentaban estar lejos de la isla en este día de luto.

“Hubiera tenido muchos deseos de estar ahí, pero es nuestro papel aquí y tenemos que seguirle”, remarcó Alonso.

Lo mismo expresó Edelberto Valdés, encargado de un concurrido pabellón que representa la música de Cuba en la FIL, desde Silvio Rodríguez a Celia Cruz.

“Ayer no se durmió. Y sí es fuerte, es muy fuerte el tema. Fidel era único, a pesar de todos los detractores”, manifestó, con casi sin poder encontrar palabras. EFE