Inicio > Noticias > Internacional > Cubren con pintura roja la estatua en Milán del periodista Montanelli

Cubren con pintura roja la estatua en Milán del periodista Montanelli

Roma, 14 jun (EFE).- La estatua del periodista italiano Indro Montanelli en Milán (norte de Italia) apareció cubierta de pintura roja y con las palabras “racista” y “violador” en su pedestal, en un nuevo ataque contra este intelectual, criticado por haber aceptado a una niña de 12 años como esposa durante la guerra en la antigua Abisinia.

La figura de Montanelli (1909-2001), uno de los periodistas más prestigiosos de Italia, durante muchos años ligados al diario milanés Corriere della Sera, y que en 1996 fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, ha estado en el centro de las controversias en estos días después de que asociaciones antirracistas pidieran la retirada de su estatua, siguiendo lo que está ocurriendo en algunos países tras el asesinato en Estados Unidos del afroamericano George Floyd a manos de la policía.

Después de varias horas, el acto vandálico fue reivindicado por dos asociaciones estudiantiles de Milán (Red de Estudiantes de Milán y LuMe) con un vídeo en Facebook en el que se veía a varias personas que llegaban en bicicleta al parque y arrojan pintura roja a la estatua y realizaban las frases con los insultos.

“Pedimos, en voz alta y con convicción, el derribo de la estatua”, escriben los dos colectivos en la red social.

En el mensaje añaden que con este gesto quieren recordar que, “como los movimientos globales como ‘Non Una Di Meno’ y ‘Black Lives Matter’ nos han enseñado y continúan enseñándonos, todas las luchas son la misma lucha, en un mecanismo interseccional de transformación del presente y el futuro. Si el mundo que queremos llegar tarde, lo cambiamos”.

Durante la jornada, militantes del partido de ultraderecha “Hermanos de Italia” se dedicaron a limpiar la estatua.

El miércoles pasado, la asociación milanesa “I Sentinelli”, que lucha contra las discriminaciones, había enviado una carta al alcalde de Milán, Giuseppe Sala, pidiendo que se retirase la estatua de estos jardines públicos en el centro de Milán y fuese sustituida por “alguien más digno de representar la historia y la memoria de la ciudad”.

De Montanelli se recuerda estos días cómo reconoció durante un programa televisivo en 1969 que cuando participó como soldado en la guerra colonial de Italia (1930) en la antigua Abisinia (actual Etiopía), había aceptado como esposa una niña etíope de 12 años que le seguía a todos los sitios.

En aquel programa fue increpado por este hecho y Montanelli defendió sin reparos y sin arrepentimiento que se trataba de costumbres del país y que allí las mujeres se casaban cuando eran muy jóvenes.

Durante la guerra en Etiopía, Montanelli tenía 26 años y fueron comunes entre los colonialistas italianos las relaciones sexuales y convivencias con mujeres africanas, muchas de ellas niñas, hasta la promulgación de las leyes raciales fascistas de 1938 con las que se prohibieron.

En lo que respecta a las relaciones sexuales, ya en 1930 la ley italiana consideraba violación el sexo con menores de 14 años.

No es la primera vez que la estatua sufre ataques. El 8 de marzo de 2019, durante la manifestación para el Día Internacional de la Mujer, algunas activistas del movimiento feminista “Non Una Di Meno” (Ni una menos) la cubrieron con pintura rosa.

La petición de retirar la estatua ha sido criticada tanto por los partidos de derechas como de izquierdas y por representantes del periodismo.

“¡No se toca al gran Indro Montanelli!”, dijo el líder de la Liga, Matteo Salvini, pero el mismo alcalde de Milán, Beppe Sala, del Partido Demócrata, rechazó completamente la idea al afirmar que “todos cometemos errores en nuestras vidas, pero de Montanelli, Milán reconoce sus cualidades, que son indiscutibles”.

En 2002 Milán dedicó un parque a Montanelli, quien en 1977 sufrió un grave atentado por parte de la banda terrorista de extrema izquierda  Brigadas Rojas, y en 2006 el entonces alcalde milanés, Gabriele Albertini, inauguró la estatua que le representa sentado mientras escribe con su inseparable máquina de escribir “Carta 22”. EFE

%d bloggers like this: