DAGUERROTIPOS

El precio de la carne en 1940.- El Comité Local Consultivo de Artículos de Consumo Necesario fijó para la ciudad de Durango en julio de 1940, según el Periódico Oficial del Gobierno del Estado de Durango de 18 de julio de 1940, número 5, los siguientes precios de carne: carne de res de primera en canal $0.45, carne de res de segunda en canal $0.40, carne de res de tercera en canal $0.35, carne de cerdo en canal $0.70, filete de res $1.00, pulpa de res $0.80, carne para cocido de primera $0.60, carne para cocido de segunda $0.50, carne de cerdo lomo $1.00, carne de cerdo pulpa $0.90, pulpa de carnero $0.85.

Comercial de 1899.- LLAMAMOS la atención de nuestros consumidores sobre nuestro surtido de VELAS ESTEARICAS. Son estas de muy buena calidad y VERDADERAMENTE BARATAS. Las tenemos de todos los cortes en paquetes de 200, 300, 500 y 700 gramos, así como en cajas, a granel, de 250 bujías. En nuestra tienda “El Palomar” tendremos el gusto de mostrárselas a los interesados. Durango abril de 1899, J. Hidebrand Sucesores.

Simulacro de guerra.- Siendo Comandante Militar de Durango, el general Agustín Castro, el 24 de agosto de 1935, se efectuó un simulacro de guerra en el Parque Guadiana, que tuvo como escenario principal el Cerro de los Remedios, que según se dijo resultó brillante y puso de manifiesto la eficiencia de las tropas en el arte de la guerra.

Honras fúnebres de cuerpo presente breves.- Con fecha 9 de septiembre de 1935 se giró una circular, haciéndose saber medidas estrictas en cuanto a las honras fúnebres de cuerpo presente, consistentes en que quedaba estrictamente prohibido llevar a los templos cadáveres de personas fallecidas de enfermedades infecciosas, que los cuerpos que fueran llevados a los templos solo podrían permanecer por espacio de quince minutos y que cuando se deseara una permanencia más larga los cadáveres deberían estar encerrados en caja metálica que a juicio de las autoridades sanitarias cubriera los requisitos de higiene.

Cuando se inundaron los barrios de la Colonia Obrera y Maderera.- Siendo las 22:30 del día 27 de septiembre de 1935, las campanas del Santuario de Guadalupe se echaron a vuelo, para advertir a la población de la inundación de parte de los barrios de la Obrera y la Maderera, al salirse de madre la Acequia Grande, cuyas aguas desbordadas alcanzaron hasta la Plazuela Baca Ortiz, por lo que el templo se llenó de fieles y otros caminaron de rodillas implorando a la corte celestial para que no aumentara más la creciente.