miércoles, agosto 12, 2020
Inicio > Columnas > DAGUERROTIPOS

DAGUERROTIPOS

“El Bateo”– No pocos durangueños se preguntarán por la razón del nombre “El Bateo”, impuesto a la talabartería y tienda de artículos charros más antigua de Durango, que todavía abre sus puertas por la calle Madero. Al efecto don Victoriano Alonso, historiador longevo, hace años fallecido, gustaba de platicar que su propietario Leónides Rodríguez, por ocurrencia de un amigo le puso ese nombre, porque la Compañía Infantil de Zarzuela en la que figuraban como primeras tiples las niñas Esperanza Iris, Emilia Colás y Remedios Rodríguez, había popularizado tanto la zarzuela “El Bateo”, que por donde quiera se oía, rivalizando con los danzones “El Morrongo” y “El Lapicero”.

Las comisiones de duelo.- Las sociedades mutualistas, que existieron a principios del siglo próximo pasado, cuyo principal objetivo era socorrer a sus socios en sus problemas económicos, sobre todo en casos de enfermedad y muerte, contaban en su directorio además de los puestos tradicionales con una comisión de sanidad, encargada de auxiliar con médico y medicinas a los miembros enfermos, pero además con una comisión de duelo, que entraba en acción para dar el pésame dado el caso de que no hubieran surtido efecto el médico y las medicinas.

Las noches mexicanas y las lunadas en el frontón Martínez Sida.- Por los años cincuenta y sesenta, la juventud juarista se divertía organizando y asistiendo a las noches mexicanas y a las lunadas en el frontón Martínez Sida, que se encontraba al otro lado de la Acequia Grande frente a la Plazuela Baca Ortiz. El pretexto era lo de menos, pero generalmente se debía a recolectar fondos para las candidatas a reinas, como la noche mexicana del 30 de abril de 1953 por el estudiantado de Leyes, que postulaba a María como reina de los festejos estudiantiles del Instituto Juárez, cobrándose a los caballeros 5 pesos y a los estudiantes 3 pesos, con la música en vivo de los Hermanos Cisneros (todavía eran hermanos). Cabe decir que los frontones eran facilitados gratuitamente, por lo que era posible alguna ganancia por mínima que fuera y ligar alguna novia bajo la sonrisa de la luna y los guiños de las estrellas.

La comitiva de Carranza en su visita a Durango.- En los primeros días de mayo de 1914, el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista don Venustiano Carranza visitó Durango procedente de Torreón por la vía férrea, acompañado de las siguientes personalidades: Lic. Isidro Favela, encargado de la Secretaría de Relaciones; Ing. Ignacio Bonillas, encargado de la Secretaría de Comunicaciones; Gral. Ignacio Pesqueira, Lic. Miguel Alessio Robles, Coronel Jacinto Treviño Jefe del Estado Mayor; señores Alfredo Breceda y Gustavo Espinoza Mireles Secretario Partricular.

%d bloggers like this: