DAGUERROTIPOS

La Orquesta de Nuco Cisneros.- Como fundadores de esta importante orquesta, que una vez se anunció como la mejor del Norte de la República, pueden citarse: Andrés “Chiquis” Chávez, Sabás Ornelas, Juan Rojas, Eliseo Cisneros, Jesús “Chato” Romero, Jesús “Robusto” Corral, Manuel González, Jorge Cisneros, Pablo Cisneros, J. Asunción “Chon” Güereca, Román Magallanes, Jesús “Coyote” Garay y desde luego el propio Nuco. Esta orquesta en los bailes de nuestra ciudad y universidad llegó a alternar con las mejores de México, como las de Pablo Beltrán Ruiz, García Medeles, Morquecho, etcétera, etcétera.

 

Comercial de 1971.- ¿Quiere llegar a viejito? Coma pollito. LA GRANJA tiene los más frescos, gordos y tiernos, compruébelo, Libertad y Fresno Tel. 65-68, Canoas 112 Esq. Independencia tel. 69-53.

 

La pista de Topia.- Es de las más peligrosas del estado, por eso el 22 de septiembre de 1972 se estrelló en las faldas del cerro de la pista la avioneta con matrícula norteamericana 8581 P. al mando de Richard H. Kelly, al intentar echarse al aire por no haber podido aterrizar debido al mal tiempo, pereciendo Dotter y Eustaquio Aguilera. Se pudo establecer la hora del accidente porque el reloj de uno de los occisos marcaba las 12:44 tiempo del Pacífico.

 

El Uno.- En los tiempos del siglo próximo pasado, cuando la Inspección General de Policía se encontraba por la calle Victoria, en el mismo edificio de la Presidencia Municipal, un personaje importante era el que llamaban “El Uno”, que estaba siempre a cargo de uno de los teporochos que frecuentemente caían al tambo, consistiendo su papel en llevar recados de los familiares a los detenidos o encargos como una cobija y almohada. El trabajo del “Uno” era gratuito, pero se veía recompensado por las propinas que recibía de los familiares de los detenidos o de los propios detenidos a los que también les llevaba un bote con agua para que bebieran del vital líquido.

El Club Porfirista de Durango.- En el periódico local “El Estandarte” de 29 de abril de 1892, podía leerse que el Club Porfirista de Durango tenía el honor de postular para Presidente de la República, en el próximo período constitucional, al general Porfirio Díaz, a quien llamaba egregio ciudadano, ilustre patricio y benemérito; y para Gobernador del Estado para el período que comenzaba el 16 de septiembre de ese año, al general Juan Manuel Flores, a quien llamaba ameritado ciudadano, honrado, liberal, patriota y progresista hijo de Durango. Vanidad de vanidades, al primero lo echaría fuera la revolución en 1910 y el otro tenía próxima la muerte.

 

La celda 7.- Se trataba de una celda de castigo de la Inspección de Policía, cuando esta se encontraba por la calle Victoria, a donde se mandaba a los detenidos que se ponían rijosos y consistía en un cuarto lóbrego y oscuro de dimensiones si mucho de metro y medio, en el que el castigado tenía que mantenerse en píe en medio de la más tenebrosa oscuridad, sin poder acostarse pues por lo reducido del espacio le era imposible adoptar la posición horizontal, además porque allí hacía del uno y del dos.