DAGUERROTIPOS

“La Infantil”.- Los niños también han merecido la atención esmerada del comercio de Durango, es así como en el año de 1943, Clementina H. de Plauchud, anunciaba que su negocio de ropa para niños, llamado “La Infantil”, tenía el más grande y moderno surtido en este ramo y que además ofrecía una bonita variedad en juguetería americana y del país a precios increíblemente bajos, en 5 de Febrero, número 303 poniente, Durango, Dgo.

 Pánfilo Natera durangueño.- El general revolucionario Pánfilo Natera tiene fama de ser zacatecano, pero en realidad es durangueño, nacido en San Juan de Guadalupe, si bien su carrera revolucionaria la hizo en Zacatecas. 

Las once de la noche.- Esta hora fue escogida por los revolucionarios durangueños para iniciar el ataque a las plazas federales. Por ejemplo el ataque y toma de Durango del 18 de junio de 1913, se inició a esa hora, lo mismo que el ataque y toma de Topia del 9 de marzo de 1911, cuyo corrido en una de sus cuartetas, dice así: A las once de la noche/el sitio se comenzó/el fuego nutrido y fiero/dos días enteros duró.

Lorenzo de Monteclaro.- Este cantante de música norteña de aguda voz nació en Cuencamé, Dgo., y siendo niño sus padres se lo llevaron a Velardeña, en donde trabajó de ayudante de albañil. Después de una vida de sacrificios y esfuerzos en programas radiofónicos de aficionados, llegó a triunfar hasta ocupar la cima del canto norteño, en el que hizo todo un éxito la canción de El Ausente. 

Los diputados y senadores fuereños.- En el mes de julio de 1900 eran diputados federales por Durango: por el primer distrito (Durango) Enrique C Creel, suplente Lic. Jesús M. Rábago; segundo distrito (Lerdo) Leopoldo Rincón, suplente Juan N. Flores Quijar; tercer distrito (Santiago Papasquiaro) Enrique Montero, suplente Lic. Agustín Arroyo de Anda; cuarto distrito (Santiago Papasquiaro) Manuel Necoechea, suplente Gilberto Montiel Estrada. Senador propietario Alejandro Vázquez del Mercado, suplente Lic. Manuel F. de la Hoz. Con excepción de Flores Quijar, ninguno era hijo o vecino del estado, no conocían al estado ni el estado los conocía a ellos. Esto mismo ha pasado con algunos gobernadores que ha tenido nuestro sufrido Durango.