Sábado, mayo 27, 2017
Home > Columnas > DAGUERROTIPOS

DAGUERROTIPOS

“La Verdad”.- Periódico local que se anunciaba como el periódico de los católicos. Nació el 26 de junio de 1921. Se anunciaba como firme en sus principios y estricto en su moral. El editor y responsable era Ignacio Ochoa con oficinas en Independencia 76-78. El número del día costaba cinco centavos. Se publicaba los domingos.

 

El fallecimiento del Primer Arzobispo de Durango.- El 9 de enero de 1894, a la edad de 75 años, en las primeras horas de la noche, falleció el Primer Arzobispo de Durango, Dr. José Vicente Salinas, originario de Tehuantepec el 5 de abril de 1819. Como era de esperarse tal muerte conmovió al Durango católico.

Cuando se suspendieron las fiestas de Durango.- El 28 de abril de 1892 varios vecinos de Durango como Carlos Bracho, Francisco Gómez Palacio, Julio Crez, Antonio de Juambelz, F. Willmans, Luis Gurza, M. Durán, Ignacio de la Torre, Guillermo Drunert, Rosario Portillo, M. Verduzco y Calixto Bourillón, se dirigieron públicamente al gobernador, el general Juan Manuel Flores, manifestándole que en el estado de pobreza que vivía Durango se sirviera negar el permiso para las fiestas, pues la sociedad tenía temores de gravísimos males que pudieran ocasionar las fiestas, lo que fue acordado de conformidad por el gobernador, quien les contestó que el gobierno a su cargo no podía dar permiso, ni lo daría para establecerse la ruleta y las llamadas partidas de albures. Ante la sequía y los problemas económicos que vive el Durango actual de 2012, ¿no habrá llegado el momento de suspender la feria, que al fin y al cabo solo sirve para que se enriquezcan los pillastres y como caja chica del gobierno?

 

La expulsión de los gitanos.- Por el mes de marzo de 1950 fue expulsada por el Ayuntamiento de Durango una numerosa tribu de gitanos que había acampado con tres grandes autobuses y numerosos automóviles en una plaza de Tierra Blanca a un lado de la carretera al campo aéreo cerca del puente Zarco, según se dijo porque se temía que cometieran hechos delictuosos como robos, pues habían sido expulsados por su mala conducta de Guadalajara y León y por lo mismo no los habían aceptado en Zacatecas ni Fresnillo.

 

El avionazo de Fausto Guerra.- El arquitecto Fausto Guerra Barrena, secretario de Obras Públicas en el gobierno de Armando del Castillo Franco, salió al mediodía del Aeropuerto de Durango con rumbo a Mazatlán con el fin de pasar el año nuevo en ese puerto con la familia Castillo Belmar, tripulando él mismo su avioneta Cesnna 210 XB-COP el 26 de diciembre de 1982, acompañado de su señora madre doña Consuelo Barrena de Guerra, de sus hijos Laura Virginia y José, así como de sus sobrinas Gisela y Mónica Rubio Guerra. La avioneta fue localizada totalmente destrozada y sin sobrevivientes cerca de El Salto, Pueblo Nuevo, el jueves 30 de diciembre a las 13 horas, por unos pastores que llevaban a pastar sus animales del rancho de San Isidro a un agostadero. Fausto Guerra Barrena tenía poco más de un año como piloto privado con un número de más de 300 horas de vuelo. La avioneta había despegado como a las 12: 56 horas y poco después desapareció, siendo las causas del accidente la fuerte nevada que estaba cayendo en la sierra, que congeló las alas  de la avioneta y la precipitó a tierra con los resultados terriblemente funestos. Sin duda ha sido el accidente aéreo que más ha conmocionado a la sociedad de Durango.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *