DAGUERROTIPOS

Cuando se incendió el Mercado.- Como a las cuatro y media de la madrugada del 7 de abril de 1920, se inició el incendio del Mercado Gómez Palacio, escuchándose fuertes detonaciones de armas de fuego para dar la alarma e inmediatamente después el repique a vuelo de Catedral y el toque a rebato de los templos de la ciudad. Como consecuencia del voraz incendio, las numerosas familias que tenían sus puestos, barracas y expendios diversos quedaron en la más completa miseria y gran parte de la población quedó sin poder adquirir el mandado diario. El incendio consumió todo el interior del Mercado y parte de las viviendas y accesorías anexas, calculándose los daños en cien mil pesos. Los policías que estaban de guardia presenciaron el inicio del incendio cuando pudo muy bien ser  sofocado, pero no dieron aviso, dijo uno de ellos, porque no había agua, causando con esta negligencia la destrucción total del Mercado, principal fuente de abastecimiento de la ciudad de Durango.

 

Ex Libris de José Fernando Ramírez.- Ex Libris es el sello que los poseedores de una biblioteca más o menos numerosa colocaban en las páginas iniciales de los libros como signo de pertenencia, lo cual era un orgullo para sus propietarios. El bibliófilo José Fernando Ramírez, considerado durangueño y uno de los más importantes del país, tenía un modesto Ex Libris, que simplemente decía así: EX LIBRIS J.F. RAMÍREZ.

El ciclón de La Laguna.- Los pobladores de La Laguna están más que acostumbrados a los fuertes vientos de los ventarrones y a las tormentas de arena, particularmente en Paila, pero el que se abatió el 24 de marzo de 1920, no fue un ventarrón, sino un verdadero ciclón, que envió los postes de telégrafo del Ferrocarril al suelo, levantó los techos de lámina, derribó numerosos locales, lanzó vientos que a las seis y media de la tarde se estimaban en  cien metros por segundo, refiriéndose como caso chusco el de un señor que estaba esperando tomar el tren, que al preguntarle por su sombrero contestó con buen sentido del humor que en esos momentos debería de estar llegando a San Pedro de las Colonias. El ciclón además derribó un horno de la Metalúrgica,  sepultando a varios trabajadores, de los cuales murieron dos y resultaron varios heridos. Se estimaron en doscientos mil pesos los daños en Torreón, Gómez Palacio y Lerdo y se interrumpieron las comunicaciones.

El piano del Casablanca.- Los objetos que llamamos inanimados, en una nada tienen alma, como el piano que ahora teclea Pedro Rocha y Sida y que antes tocó Renato Romo, que alimenta las comidas y las cenas del popular restaurante, y que nos vendría bien saber que es marca Würlitzer, nacido en Alemania el año de 1956.

 

Durangueño en el sitio de Querétaro.- Máximo Gámiz Alcalde, fallecido en noviembre 13 de 1913, fue un durangueño que luchó en contra de los invasores franceses, al mando del general Patoni, y que tuvo la gloria de estar en el sitio de Querétaro en el que triunfó la República.