DAGUERROTIPOS †

El bombillo de dinamita de Santa Ana.- En la parte trasera del Templo de Santa Ana, a las doce de la noche del miércoles 15 de junio de 1932, alguien hizo explotar un bombillo de dinamita que deterioró la banqueta, quedando los muros del templo a salvo. Como siempre ocurre, nunca se supo nada de los autores del sacrilegio explosivo.

La troca “La Reina”.- Así se llamaba la troca que hacía los viajes en el año de 1932 Durango-Canatlán, propiedad de Juan Brawn, que salía de Canatlán a las 7:30 para llegar a Durango a las 10:30, y que salía de Durango a las 13:30 llegando a Canatlán a las 17 horas, tocando Morteros, Sauz Bendito, Cacaria, Nicolás Bravo y San José de Gracia. Partía de Durango, de la salida norte del Mercado todos los días, con puntualidad inglesa.

Danza de espíritus chocarreros en la casa de Sam Altaled.- La prensa local informó con gran alarma, el miércoles 8 de enero de 1936, que en la casa del judío Sam Altaled, sita en Bruno Martínez número 203, contigua a la Botica Moguel, desde hacía varios días ocurría una danza de espíritus chocarreros, al mismo tiempo que caían grandes huesos y piedras al interior de las habitaciones, por lo que se estaba programando una sesión espírita.

Cuando se incendió el templo Evangelista.- Fue el 7 de enero de 1936 cuando al caer un cable de luz eléctrica al techo de madera del templo evangelista de la calle de Gabino Barreda y Zaragoza, se provocó un incendio que en hora y media redujo el templo a cenizas, pues iniciado a las 20 horas concluyó a las 21:30, cuando ardían unos cuantos maderos, volviendo la calma a los vecinos aterrorizados.