DAGUERROTIPOS

Fallecimiento de Francisco Zarco.- El más grande periodista mexicano, el durangueño Francisco Zarco, falleció el 22 de diciembre de 1869, de más está decir que como periodista honrado murió pobre y fiel a sí mismo.

Dichosos tiempos.- Dichosos los tiempos cuando uno podía comerse un lonche de Juanón, bailar en una tardeada con los discos del “Duende Rojo”, cortar moras en “Las Moreras”, irse de pinta a la presa de “La Ferrería”, darse de puñetazos en el callejón de “Las Mariposas” y tomarse unas cubas de Bacardí o Casino Negro o Azul, ir al cine Victoria a gallopa para molestar a los de luneta, beberse una soda de don Plácido, jugar al parque ligazo, comprarse en la tienda de la esquina un pan de agua y chorizo, agarrarse a pedradas con el barrio vecino, ver a las muchachas cuando iban a la leche o a misa, ver en la escuela películas del “Llanero Solitario”, asistir a los juegos de basquetbol y futbol Juárez-Tecno y decirle cuñado al que tenía hermanas guapas. Dichosos aquellos tiempos.

Las fotos de cachetito.- Todavía en los años cincuenta y sesenta uno podía apreciar en los hogares fotografías de los esposos de cachetito pegado, ahora esas fotografías ya no se ven como tampoco los hogares felices.

Piquetitos de Alacrán.- Así se llamaba una columna de La Voz de Durango, de los años sesenta, en la que se hacían fuertes críticas a los políticos y a las autoridades, tan fuertes que sí resultaban verdaderamente piquetitos de alacrán.

El significado de Mapimí.- En dialecto cocoyome, Mapimí significa cerro elevado, siendo su cerro más célebre el de la India Bonita, llamado así porque su conformación natural es parecida al de una mujer aguileña.

El primer habitante de Gómez Palacio.- Se llamó Ruperto Enríquez, quien en el año de 1884 levantó su carpa y después su casa  de adobe, en donde solo existía la caseta telegráfica y al hacerlo se convirtió en el primer habitante de Gómez Palacio.