DAGUERROTIPOS

Cuando fue derribado el Palacio Municipal.- Desde que Gabriel Gavira llegó a desempeñarse como Gobernador y Comandante Militar de Durango, la ciudad le pareció muy fea según él, y se dio a la  loca y contradictoria tarea de derribar algunos de los edificios más bellos que tenía Durango, dizque para construir obras de ornato. Esa fue la suerte del Palacio Municipal, y  el 8 de enero de 1917 emitió un decreto que se publicó en el Periódico Oficial de 21 de enero, número 1, en el que decía que teniendo en consideración que en la capital no había obras de ornato que la embellecieran, pues contaba apenas con un pequeño parque central que era ya insuficiente dado el crecimiento de la población, y siendo indispensable para su ampliación derribar el Palacio Municipal y los edificios que estaban comprendidos en el Portal de Santa María y habiendo la necesidad de expropiarlos por causa de utilidad pública, decretaba  la expropiación de los edificios que componían la manzana en que se encontraba comprendido el Portal de Santa María, indemnizando a los propietarios dizque en su justo valor. Fue así como se vino abajo el bello Palacio Municipal.

Cura de ojos lagañosos.- En el año de 1920, el periódico local El Monitor anunciaba para la cura de ojos inflamados, párpados inflamados, granos en los párpados y ojos lagañosos el ungüento “Ojo de Águila”.

El Congreso Constituyente de Durango.- El general Domingo Arrieta León, en su carácter de Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Durango, por decreto número 1 de fecha 8 de agosto de 1917, publicado en el Periódico Oficial del domingo 12 de agosto, número 26, página 3, declaró legítimamente constituido el XXI Congreso Constitucional del Estado y abiertas sus sesiones el primero de agosto de 1917, en periodo de sesiones extraordinarias, con carácter de Constituyente, mismas que se clausurarían el 5 de octubre de 1917, para expedirse la Constitución que rige a nuestro estado el 6 de octubre.

Automóvil de falsa rienda.- El día primero de agosto de 1921,  siendo las 6 de la tarde, un conductor penetró  con su automóvil hasta la Glorieta del Parque Ortiz de Zárate, dando algunas volteretas y estando a punto de atropellar a varios niños que allí jugaban, por eso el periódico local ¡Redención!, con buen sentido del humor, lo llamó automóvil de falsa rienda.

Clasificado de 1921.- El periódico local ¡Redención! del lunes 28 de noviembre de 1921, número 33, publicó en su página 3, este clasificado: SE SOLICITA UN individuo rastrero, chismoso y falto de honradez, apto para cubrir la vacante que dejó el CUICO NÚM. 68.