Inicio > Noticias > Internacional > Dan arresto domiciliario a ex fiscal general paraguayo preso por corrupción

Dan arresto domiciliario a ex fiscal general paraguayo preso por corrupción

Asunción, 28 feb (EFE).- Debido a su estado de salud, un juez dictó este jueves la medida de arresto domiciliario para el ex fiscal general del Estado paraguayo Javier Díaz Verón, encarcelado de forma preventiva a finales de agosto pasado, por su presunta implicación en un delito de enriquecimiento ilícito.

La Fiscalía investiga al ex fiscal general y a su esposa, María Selva Morínigo, quien también se encuentra bajo arresto domiciliario, por no haber justificado en sus declaraciones de cuentas y bienes más de 3.763 millones de guaraníes (654.000 dólares), que presuntamente blanqueaban a través de, al menos, una empresa fantasma.

Morínigo fue imputada por lavado de dinero, por esos hechos.

El juez penal de garantías admitió así el pedido de la defensa de Díaz Verón durante la audiencia de revisión de medidas cautelares, basada en un informe médico del que se desprenden “problemas médicos” que derivaron el pasado viernes en una intervención quirúrgica, según informaron medios locales.

Con esta medida, Díaz Verón podrá abandonar la prisión militar de Viñas Cue, donde se encontraba recluido desde septiembre, tras ser trasladado desde el penal de Tacumbú por falta de espacio, aunque deberá permanecer bajo un estricto control médico, y los doctores deberán informar al juzgado de su estado cada 15 días.

Díaz Verón se apartó de forma temporal del cargo tras la investigación abierta en su contra por la Fiscalía por una supuesta tenencia de terrenos en el Chaco que figuran a nombre de su suegra y por la adquisición de cabezas de ganado no reflejada en su declaración pública de bienes.

La pareja se entregó voluntariamente en agosto tras permanecer prófugos varios días después de que se emitiera su orden de detención.

En ese periodo, la Policía Nacional realizó un registro de su vivienda en el que se incautaron varias bolsas con documentación.

Tras la declaración posterior a su entrega, en la que reivindicaron su inocencia, el juez decretó prisión provisional para ambos por entender que concurrían peligro de fuga y destrucción de pruebas.

Morínigo, que fue enviada a la prisión de mujeres del Buen Pastor de Asunción, fue liberada y puesta bajo arresto domiciliario seis días después. EFE

%d bloggers like this: