Dana Valentina Carrillo Alvarado recibió el Sacramento del Bautismo

La pequeña Dana Valentina Carrillo Alvarado recibió las sagradas aguas del Jordán durante una ceremonia religiosa en la cual se convirtió en nueva hija de Dios; la pequeña se hizo acompañar por una gran parte de su familia, la cual se dio cita el Templo de Santa Ana y la Sagrada Familia, para ser testigos de este tierno acto de fe.

La pequeñita es hija del matrimonio conformado por los señores Nancy Alvarado Carrillo y Daniel Carrillo, quienes se encontraban dichosos por este día tan especial para la nueva cristiana a la cual llevaron en sus brazos hasta la pila bautismal.

Los encargados de brindarle el rosario, la vela y el ropón fueron sus afortunados padrinos los señores Dulce Alvarado y Ángel Baltazar, quienes llenaron de mucho cariño a su ahora ahijada y frente a Dios juraron estar siempre al pendiente para guiarla por el camino del bien tal y como lo indica la Iglesia Católica.

Durante la ceremonia el sacerdote celebrante exhortó a sus padres así como a sus padrinos a que sigan adelante con la fe en Nuestro Señor Jesucristo, para que juntos logren ayudar a la pequeña a que comience su vida cristiana.

Al finalizar la misa en honor a la nueva cristiana se llevó a cabo una grata recepción en un salón de eventos de la ciudad para celebrar esta fecha tan especial, donde los invitados colmaron de lindos obsequios y buenos deseos a la  linda Dana Valentina, así mismo disfrutaron de una divertida tarde.

En el festín a los invitados se les ofreció una deliciosa comida la cual se hizo acompañar por  una amplia variedad de botanas y bebidas refrescantes a elegir las cuales se prepararon para esta gran ocasión.

Durante la celebración se le noto muy contenta a la pequeña la cual a pesar de su corta edad disfrutó en todo momento de su fiesta, además entre los invitados que se dieron cita para felicitarla anotamos a sus queridos abuelitos, tíos y primitos, quienes fueron  de los primeros en felicitarla y llenarla de lindos apapachos durante toda la tarde.

Sin duda alguna fue un grandioso día lleno de gratas sorpresas para la bonita familia Carrillo Alvarado, el cual  recordarán para siempre con mucha alegría.

Muchas felicidades para la nueva integrante de la familia católica, y por este ameno día de risas y bendiciones.