Dánae Andrada, de las canchas uruguayas a Federación Internacional de Hockey

Vía País

Santiago Carbone

Montevideo, 12 ago (EFE).- Dánae Andrada eligió practicar el hockey sobre césped cuando todavía era una niña y no imaginaba una trayectoria que la llevaría desde las canchas uruguayas hasta el directorio de la Federación Internacional y a la presidencia del ente nacional, pero no sin antes desempeñarse como árbitra y entrenadora.

Según contó Andrada en una entrevista con Efe, desde pequeña amó la destreza que implica el hockey, por lo que su elección por el palo y la bocha fue simplemente “una cosa sentida”.

No solo practicaba en la cancha sino también en los pasillos de su casa, mientras sus hermanos jugaban al fútbol, e incluso en su cama, donde aprovechaba para entrenar el derecho y el revés cada noche antes de dormir.

A los 13 años, Andrada fue contactada por el entrenador de la selección uruguaya, que la invitó a sumarse a su plantel, y si bien aseguró que al contestar esa llamada telefónica pensó que se trababa de una broma, lo cierto es que tiempo después y con esa edad logró jugar no solo en la categoría sub-14 sino también en la sub-16 y en el combinado de mayores, donde sus compañeras “la adoptaron de hija”.

Si bien nunca llegó a disputar un torneo internacional, hoy, a los 41 años de edad, asegura que esa experiencia le permitió comprender muchas cosas como “el sacrificio del entrenamiento” o la importancia de representar al país.

Pese a haberse vinculado a todos los ámbitos del hockey, Andrada remarcó que como jugadora vivió su etapa preferida y subrayó que el arbitraje también es “un área muy importante del deporte” y lo que le permitió generar sus primeros ingresos.

Con dichas etapas concluidas, la exdeportista -que se vio obligada a abandonar totalmente la practica del deporte hace tres años debido a una enfermedad autoinmune- cumple adelante actualmente su séptimo año al frente de la Federación Nacional de Hockey y el segundo como miembro del ente internacional, tareas que explicó que no son nada fáciles de desempeñar para una mujer.

“La verdad es que es difícil, muy difícil, pero creo que no solamente se limita a la parte dirigencial. Creo que a las mujeres hay muchas cosas que nos resultan difíciles, muchas áreas”, subrayó.

Asimismo, Andrada explicó que la Federación Internacional “ha trabajado con el tema de la representatividad” y que actualmente está establecido un cupo para que mitad de los puestos de trabajo sean ocupados por mujeres.

“A partir de Solidaridad Olímpica se esta trabajando mucho a nivel del papel de la mujer en la parte dirigencial de manera internacional y todos los años se hacen congresos. Yo creo que el hockey es uno de los deportes que más ha avanzado a este nivel”, destacó.

En materia deportiva, y si bien actualmente en Uruguay este deporte tiene actividad en los 19 departamentos, Andrada detalló que aún “cuesta mucho convencer a las instituciones de la importancia de que se practique el hockey masculino”.

Por ello, y a pesar de que las cifras de jugadores del deporte a nivel mundial apuntan a cuatro hombres por cada mujer, en el país suramericano el 98 % de actividad corresponde a la modalidad femenina y apenas el 2 % restante a la masculina.

Respecto al futuro, para Andrada una de las metas a alcanzar es “lograr que el hockey esté dentro de la educación pública del país”.

Por otra parte, señaló también la “necesidad imperante” de tener “una infraestructura adecuada al alto rendimiento internacional”, para lo que se está “haciendo un esfuerzo” desde ahora.

En ese sentido, uno de los proyectos para este año es construir una cancha de césped sintético de agua, lo que le permitirá a las selecciones practicar en la misma superficie en la que se juegan torneos internacionales.

Además, enfatizó que para conseguir resultados es fundamental “seguir manteniendo los procesos” y enalteció la participación de la selección femenina uruguaya en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, luego de haber disputado los de Nankín en 2014, donde logró la sexta posición.

“Futuro hay muchísimo, primero porque se está trabajando muy bien desde las inferiores y segundo porque tenemos jugadores y representantes que lo están dejando todo en sus procesos”, aseguró Andrada. EFE