Daniel Zovatto, de “Here and Now”: “El mundo te hace sentir que estás solo”

Digital Spy

Los Ángeles (EE.UU.), 10 feb (EFE).- Compartiendo escenas con Holly Hunter y Tim Robbins, el actor costarricense Daniel Zovatto estrena “Here and Now” y dijo a Efe que para esta serie, en la que interpreta a un hijo adoptivo, se inspiró en la incomunicación que hace que mucha gente se sienta sola y desconectada de la sociedad.

“El mundo que vivimos hoy en día te hace sentir que estás solo. Y con todo lo que Ramón (su personaje en ‘Here and Now’) está viviendo se siente solo”, argumentó Zovatto acerca de esta serie de HBO que se estrena mañana.

“Una persona adoptiva quiere saber de dónde viene: ‘Por qué soy de esta manera, por qué tengo estas reacciones, por qué estornudo siete veces…’. Él no tiene eso y se siente aún más solo en un mundo que te hace sentir solo”, añadió.

Tras destacar en las aplaudidas cintas “It Follows” (2014) y “Don’t Breathe” (2016), Zovatto (nacido en San José en 1991) da un importante salto en su carrera con “Here and Now”, la nueva serie de un icono de la talla de Alan Ball, el creador de shows televisivos como “Six Feet Under” y “True Blood” y el guionista de películas como “American Beauty” (1999).

“Here and Now” gira en torno a un matrimonio progresista y rico de Portland (EE.UU.), interpretado por Holly Hunter y Tim Robbins, que tiene cuatro hijos: uno biológico y tres adoptados con orígenes en Somalia, Vietnam y Colombia.

Zovatto da vida a Ramón, nacido en Colombia y cuya vida da un vuelco cuando empieza a sentir fenómenos sobrenaturales.

“Esta oportunidad obviamente es un sueño. Trabajar con Holly, con Tim y con Alan es algo surreal para una persona joven como yo que vino de Costa Rica y que siempre ha querido esto”, indicó.

Sobre Ramón adelantó que es apasionado y que su intuición le hace ver cosas más allá de lo aparente.

“Es una persona sensible, que toda su vida ha sido susceptible a las energías y siempre ha sido la oveja negra de la familia (…). Siempre tiene algo que le hace ser distinto, consentido, diferente”, describió, antes de subrayar la “avalancha de emociones” que atraviesa un veinteañero.

Zovatto confesó que cuando estaba empezando a actuar, y “pasaban los meses” sin conseguir ningún trabajo, se preguntó qué estaba haciendo mal, pero salió de ese bache compartiendo sus sentimientos con gente que le ayudó y le apoyó.

“Creo que es algo bello en nuestra vida que se nos está olvidando porque ya nadie habla. Mandamos mensajes de texto, me pongo los audífonos y no te tengo que hablar…”, reflexionó.

“Preferimos hablar de cosas que no tienen importancia. Y no estoy diciendo que no deberíamos reírnos y disfrutar de la vida, pero creo también que deberíamos poder hablar de la depresión, de problemas mentales, de agresiones, de todo”, señaló.

“A mí me encanta hablarle a la gente, saber cómo están, qué es lo que quieren, qué es lo que no… Pero nadie quiere eso. Todos quieren vivir en su propio mundo. ¿Has visto la película ‘Her’? Eso es lo que va a suceder, hermano, y da miedo”, apuntó.

La soledad, la incomprensión, la diversidad y las relaciones familiares son asuntos que aborda “Here and Now”, una serie que aspira a examinar algunos de los temores que atenazan a los Estados Unidos de Donald Trump.

“¿Sabes qué? No es nuestro mejor amigo, y a mí obviamente no me gusta Trump, pero creo es la perfecta persona para este momento. ¿Por qué? Porque todas las conversaciones que estamos teniendo quizá no las tendríamos si no fuera por tener una persona tan ciega. Es como nuestro chivo expiatorio”, opinó.

Saboreando el lujo de haber trabajado con Hunter y Robbins, Zovatto dijo que tienen estilos muy diferentes como intérpretes: “Es como tener a Messi y Cristiano Ronaldo, pero los dos están arriba”.

“Fueron pilares para mi futuro. Ver ese tipo de comportamiento, el respeto al trabajo, a los actores, al equipo, su manera de manejarse, la pasión que tienen, es un ejemplo increíble”, dijo.

Y de Alan Ball destacó la libertad y la confianza que da a todo su elenco: “Es un colaborador y qué lindo decir eso… Porque es Alan Ball, es un dios. Te podría decir: ‘No, hazlo así. ¿Por qué? Porque soy Alan Ball. Y punto'”.

“Y hay mil personas así. Pero lo que lo hace ser tan impresionante y tener el éxito que ha tenido es que quiere que vos traigas lo que vos tenés. Quiere saber tus ideas, cómo ves el personaje (…). Y uno se siente muy a gusto porque sabes que él te respeta a vos y que vos lo respetas a él”, finalizó. EFE