Darín lamenta que le hayan colocado en grupo “indeseable” de maltratadores

ECOS LA

Buenos Aires, 19 jun (EFE).- El actor argentino Ricardo Darín consideró hoy que ya nunca podrá “limpiar” su nombre y lamentó que le hayan situado en un grupo “indeseable” después de que la actriz Valeria Bertuccelli le acusara de “maltrato” y de haber difundido falsos rumores.

“A mí me han colocado en un grupo que es absolutamente indeseable, de maltratadores agresivos y agresores. Hay una publicación americana que habla del Harvey Weinstein argentino”, lamentó Darín en declaraciones a la televisión local argentina Trece TV.

Bertuccelli desveló hace una semana en una entrevista televisiva que, mientras compartió escenario con Darín en la obra “Escenas de la vida conyugal” en 2013 y 2014, sentía que “no estaba siendo tratada como quería” y “no la estaba pasando bien”, y que decidió irse de la producción porque consideraba que “artísticamente” no tenía un lugar y “no iba a resistir ninguna clase de maltrato”.

Aunque no dio detalles de en qué consistía ese “maltrato”, la actriz, protagonista de filmes como “Un novio para mi mujer” (2008), aseguró que la actitud de Darín fue “una manera de la que no se trata a una compañera de trabajo”.

Al aterrizar de un vuelo en un aeropuerto de Buenos Aires y con la voz quebrada, el intérprete de películas como “El secreto de sus ojos” (2009) afirmó que su figura quedó ensuciada “en todas partes del mundo”.

“Nunca voy a tener la posibilidad de poder limpiar, no solo mi nombre, (sino) el camino de uno y sus antecedentes, lo que se llama un prontuario, que se construye durante toda una vida”, recalcó al confirmar que se siente “herido” y “estupefacto”.

El actor, de 61 años, que ya hace unos días dijo en una radio que todo fue un malentendido, se refirió ahora a la “hipersensibilidad social” que, según él, hay respecto a “la defensa de los derechos femeninos” en la actualidad.

“Aprovecharse de esa coyuntura para colocar esto en un cuestión de violencia de género me parece muy perverso y no me parece que sea casual. Es un infantilismo”, sentenció sin mencionar a Bertuccelli.

Darín agradeció a las “amigas” que le defendieron de manera pública durante estos días y criticó que esta situación manche además a su mujer y su hija.

De la misma forma, aseguró que se replanteará el porqué de “tanto odio” contra él.

“Me planteo si no es el momento oportuno de intentar un ejercicio bastante simple, que es indagar en el camino de cómo nos ha ido a cada uno”, apuntó.

En línea con ese pensamiento, admitió que “hay una infinidad de gente que puede hablar”.

Hasta el momento, otra actriz argentina, Érica Rivas, denunció los mismos problemas con Darín que habría padecido Bertuccelli y publicó en redes sociales junto a una foto de la entrevista a la actriz el mensaje: “Sos valiente. Sos hermosa. Gracias. Tus palabras reparan”.

Respecto a Rivas, reconoció que tuvieron una “gran discusión” pero le extrañó que las disculpas que él dio fueron aceptadas en un primer momento “pero después no”.

En las últimas horas, Florencia Bas, esposa de Ricardo Darín, compartió en su perfil de una red social la carta de otra actriz, Vanesa Weinberg, que por contra criticó el lunes lo difícil que fue para ella trabajar con Bertuccelli en la década de 1980.

En la publicación, calificó a Bertuccelli de “reina del destrato” y aseguró que si “encontrara algo de paz en su interior”, se disculparía con mucha gente.

Ricardo Darín se encuentra en Argentina, donde interpreta la obra “Escenas de la vida conyugal”, la misma en la que trabajó con Bertuccelli y Rivas, y su actual compañera de tablas, Andrea Pietra, le defendió.

El ganador de una Concha de Plata en el Festival de San Sebastián por su actuación en “Truman” (2015) reiteró que se muere “por hablar”, pero que debe esperar y ser “más inteligente” de lo que ha sido hasta este momento para proteger a su familia. EFE