Debemos sumar esfuerzos para combatir pobreza alimentaria: Sedesol

  • DIF Estatal y Sedesol ponen en funciones primer espacio del Programa de Comedores Comunitarios en la ciudad capital
  • Ofrecerá 240 raciones alimentarias diarias

“Combatir la pobreza alimentaria, la más lacerante expresión de la pobreza, es una tarea que nos llama a sumar esfuerzos sin distingo alguno”, afirmó el delegado de la Sedesol en Durango, Isaías Berumen Aguilar tras poner en marcha junto con la Coordinadora de Centros de Formación y Desarrollo del DIF Estatal, Sandra Corral Quiroga, el primer espacio del Programa de Comedores Comunitarios Sedesol en la capital del estado, específicamente en la colonia Lázaro Cárdenas.

Tras conocerse el deceso de una menor de 13 años proveniente del municipio del Mezquital por desnutrición severa, el delegado federal resaltó el compromiso de la Secretaría de Desarrollo Social por combatir la pobreza alimentaria, por lo cual en este año se logró que el Programa de Comedores Comunitarios que opera en varios estados de la República llegue a Durango,

“El objetivo es instalar por lo menos 20 comedores a lo largo y ancho del estado, de los cuales se encuentran muy avanzados los diez primeros. Cada comedor está habilitado para otorgar 240 raciones alimentarias al día entre desayunos y comida, y son operados por voluntarios integrados en un comité”, explicó el funcionario federal.

El de la ciudad capital es el tercer comedor en la entidad en arrancar operaciones, después de que empezaron a funcionar los de Cuauhtémoc, en el municipio de Cuencamé, y el de El Salto en Pueblo Nuevo. El cuarto inició a otorgar servicios el día de ayer en Gómez Palacio y mañana viernes se abre el correspondiente a Tepehuanes.

Isaías Berumen dijo que al ser El Mezquital uno de los municipios más pobres no solamente del estado, sino del país, por supuesto se instalará ahí un Comedor Comunitario Sedesol, el cual estará listo para entregarse en la semana siguiente. Recordó también que en este municipio, es el único del estado que cuenta con el beneficio de “Leche a peso”, con el cual se beneficia a mil personas a través de Liconsa.

Cabe señalar que la Sedesol, a través de Diconsa y Liconsa garantiza el abasto de los comedores, y aunque los comités acordarán si establecen cuotas mínimas de recuperación, el respaldo de los gobiernos municipales es de gran importancia para poder mantener en funciones los comedores.

“Es por ello que la suma de esfuerzos, lejos de colores e ideologías da resultados en beneficio de la gente, ya que como ha sucedido con este importante programa, hemos podido acordar con los presidentes municipales la mejor forma de aportar cada uno en nuestro ámbito de competencia para establecer los comedores que beneficiarán a quienes más lo necesitan”, concluyó.

El Programa de Comedores Comunitarios fija su prioridad de atención para los siguientes grupos de población:

Niñas y niños de 0 a 11 años de edad;

Estudiantes adolescentes de 12 a 19 años;

Mujeres embarazadas y en periodo de lactancia;

Personas con alguna discapacidad;

Personas adultas mayores de 65 años y más; y

Población que sufra contingencias o emergencias que el gobierno federal haya declarado como zonas de desastre, que ameriten una intervención excepcional.

Personas en situación de vulnerabilidad y pobreza (mujeres violentadas, personas que no cuentan con un empleo o ingreso suficiente, personas migrantes, personas en situación de calle, entre otras personas con carencia por acceso a la alimentación).