Inicio > Noticias > Internacional > Declaran culpables a doce pandilleros por asesinato de periodista en Honduras

Declaran culpables a doce pandilleros por asesinato de periodista en Honduras

Tegucigalpa, 5 jun (EFE).- Un juzgado de Honduras declaró este miércoles culpable a doce pandilleros por el asesinato hace más de dos años del periodista Igor Padilla, informó una fuente oficial.

El fallo fue dictado por la Sala I del Tribunal de Sentencia Nacional y los pandilleros conocerán “la individualización de la pena” el próximo 26 de junio, indicó el Ministerio Público de Honduras en un comunicado.

A uno de los acusados, Antonio Alexander Chávez, se le absolvió de toda responsabilidad penal, dentro de los trece detenidos que había por este caso.

Aarón Alejandro Aguilar, alias “Sufrido”, David René Benítez, alias “Hellboy o Niño”, y José Ramón Hernández, detenidos el 18 de enero de 2017 con otros nueve pandilleros, fueron declarados culpables por el asesinato de Igor Padilla.

A todos se les declaró culpables además de los delitos de asociación ilícita y almacenamiento ilegal de armas de fuego tipo comercial, almacenamiento ilegal de armas de uso prohibido y municiones de uso prohibido.

Padilla fue asesinado a tiros el 17 de enero de 2017 en una calle en la ciudad de San Pedro Sula, en el norte de Honduras, al salir de un establecimiento en el que estaba grabando un material para un anuncio, al parecer después de recibir una llamada telefónica de una mujer.

En el juicio oral y público, que finalizó el 6 de mayo, la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida presentó “24 elementos contundentes entre pruebas documentales, testimoniales y técnicas-científicas” y “38 evidencias consistentes en armas, municiones, chalecos y dispositivos celulares” decomisados a los condenados, señaló el Ministerio Público.

El comunicador, de 37 años, era reportero y productor de televisión y trabajaba como corresponsal del Canal Hable Como Habla (HCH), que transmite desde Tegucigalpa.

Además, era fundador del programa humorístico “Los verduleros”, estaba casado y tenía dos hijos.

Los acusados, todos miembros de la pandilla 18, están recluidos en una cárcel de alta seguridad construida en el departamento occidental de Santa Bárbara, conocida como “El Pozo”.

El fotógrafo hondureño Edwin Rivera Paz -quien fue cámara del periodista- fue asesinado el 9 de julio de 2017 a tiros en el estado de Veracruz, en el oriente de México, por dos sicarios que viajaban en una motocicleta. EFE

%d bloggers like this: