Declaran emergencia en nueve zonas de Colombia por deslizamientos y lluvias

Bogotá, 8 abr (EFE).- El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (Ideam) declaró este lunes la alerta roja en nueve de los 32 departamentos del país por el riesgo de que se presenten deslizamientos como consecuencia de las fuertes lluvias que afectan al país.

Antioquia, Caldas, Cauca, Chocó, Cundinamarca, Quindío, Nariño, Putumayo y Risaralda son los departamentos con alta posibilidad de deslizamientos por el incremento de las precipitaciones de los últimos días y que, según el Ideam, seguirán durante las próximas semanas.

De acuerdo con la entidad, “se ha presentado un incremento de las precipitaciones en las últimas 24 horas, las cuales se concentraron especialmente en la región Andina y en sectores aislados del Pacífico a la Amazonía”.

En el reporte oficial se alertó igualmente al Departamento Administrativo para la Prevención y Atención de Desastres de Antioquia (Dapard) sobre un aumento en el caudal del río Cauca, el segundo en importancia en el país, y sus afluentes “debido a la primera temporada de lluvias”.

Lo anterior generó la activación de los mecanismos de emergencia en las riveras en donde se llevan a cabo monitoreos constantes y llamados de alerta a los lugareños para que estén atentos a posibles cambios en los caudales.

Colombia registra normalmente dos temporadas de lluvias, una de finales de marzo y comienzos de abril hasta julio, y la segunda que se inicia entre septiembre y octubre y se prolonga hasta mediados de diciembre.

Solo en marzo la temporada de lluvias dejó en el país cinco muertos, 17 heridos y 1.514 familias afectadas, de acuerdo con datos de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

En contraste, el Parque Nacional Natural Los Katíos, ubicado en el noroeste de Colombia y declarado en 1994 Patrimonio Natural Mundial por la Unesco debido a su importancia en el intercambio de fauna y flora entre Centro y Suramérica, ha perdido 1.788 hectáreas por un incendio.

Al respecto, la directora del Instituto Humboldt, Brigitte Baptiste, sostuvo que la situación es “un desastre tremendo, sobre todo por las hectáreas afectadas y porque se tendrá un impacto muy negativo sobre la conservación”. EFE