Defensa de hermano de expresidente hondureño pide sobreseimiento bajo fianza

Tegucigalpa, 27 nov (EFE).- La defensa de un hermano del expresidente hondureño Porfirio Lobo solicitó hoy el “sobreseimiento definitivo” de su cliente, imputado por fraude y malversación de caudales públicos, y presentó una garantía hipotecaria de más de un millón de dólares, informó una fuente oficial.

El portavoz del Poder Judicial, Carlos Silva, afirmó a periodistas que la defensa de Ramón Lobo Sosa, hermano del expresidente Lobo (2010-2014), ofreció una garantía de 26 millones de lempiras (1,06 millones de dólares) tras concluir este martes la audiencia inicial, cuyo fallo se conocerá el 30 de noviembre.

El Ministerio Púbico se opuso a que Ramón Lobo Sosa abandone el arresto domiciliario decretado el 13 de noviembre por un juzgado de Tegucigalpa.

El hermano de Lobo, y su exministro de Administración y Gestión Financiera Presidencial Wilfredo Cerrato Durón, también bajo arresto domiciliario, según la acusación, “crearon un entramado para desviar en beneficio propio dinero público que estaba inicialmente destinado a sufragar los gastos de seguridad de la Casa Presidencial”.

La Fiscalía hondureña acusa al hermano de Lobo y su exministro de 125 delitos de fraude y 125 de malversación de caudales públicos, según las autoridades.

El caso, denominado “Caja chica del hermano”, fue investigado por la Unidad Fiscal Especial Contra la Corrupción y la Impunidad del Ministerio Público (Ufecic) junto a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), cuyo portavoz, Luiz Antonio Guimarães Marrey, lo hizo público.

Según la investigación, los acusados presuntamente “se embolsaron irregularmente 8,4 millones de lempiras (unos 350.000 dólares)”.

La investigación se inició después de que la Unidad de Inteligencia Financiera de la Comisión Nacional de Bancas y Seguros remitió en enero pasado la Ufecic y la Maccih “un Reporte de Operación Sospechosa”.

Cerrato Durón abrió en enero de 2011 dos cuentas bancarias, una para pagar salarios de la Presidencia y otra para “cubrir gastos en el tema de seguridad, con un monto inicial de 40 millones de lempiras (un poco más de 1,6 millones de dólares)”, según la investigación.

El hermano del expresidente Lobo “recibía seguridad de la Guardia de Honor Presidencial y tenía asignados 11 elementos militares”, señala un comunicado leído por el portavoz de la Maccih.

Entre 2010 y enero de 2014, Cerrato emitió 84 cheques de dos cuentas bancarias de Casa Presidencial por 100.000 lempiras (4.118 dólares) cada uno, un total de 8,4 millones de lempiras (345.963 dólares), a nombre de dos personas identificadas como “testigo protegido Omega 1 y Alpha 1”.

Ninguna de esas dos personas “mantuvo dentro del período investigado, relación laboral, comercial o contractual con el Estado de Honduras, por lo que la emisión a su favor de esos cheques carece de respaldo legal”, según la investigación. EFE