sábado, noviembre 27, 2021
Inicio > Noticias > Internacional > Defensora de DD.HH. señala a Ortega de causar “exterminio” en Nicaragua

Defensora de DD.HH. señala a Ortega de causar “exterminio” en Nicaragua

Managua, 6 jul (EFE).- La defensora de los derechos humanos Vilma Núñez afirmó este martes que la estrategia del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, para “perpetuarse en el poder” consiste en causar el “exterminio” de sus adversarios.

Núñez, una reconocida activista y directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), utilizó la palabra “exterminio” para describir las acciones contra la oposición.

“Si hay que ponerle un nombre a esa estrategia, es exterminio. Usando la destrucción de la institucionalidad que venía impulsando desde antes de 2007, agregó el uso de la fuerza pública, Policía abiertamente y Ejército con actitud encubierta, (…), cuerpos armados irregulares, reorientar en función del exterminio las estructuras partidarias”, señaló Núñez.

La activista hizo los señalamientos durante una presentación ante la Red Internacional de Derechos Humanos (RIDH), en el marco de la sesión número 47 del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Horas antes de la exposición de Núñez, Nicaragua vivió una nueva redada de opositores, en la que fueron capturados tres líderes campesinos, incluyendo al aspirante a la Presidencia Medardo Mairena, y dos dirigentes universitarios, para sumar 26 disidentes encarcelados en medio de la ola de arrestos que inició el 28 de mayo pasado, en el contexto de las elecciones de noviembre próximo.

Aunque el Gobierno no ha informado del paradero de los opositores arrestados, sus familiares presumen que se encuentran en la cárcel conocida como “El Chipote”, en las afueras de Managua, que ha sido denunciada como supuesto centro de torturas de la Policía Nacional.

Núñez comparó la “labor de exterminio” con la del dictador Anastasio Somoza Debayle (1925-1980). “Solo faltaron las bombas de 500 libras que arrojó Somoza”, resaltó.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que señala a Ortega como responsable de “crímenes de lesa humanidad”, durante el levantamiento de 2018 en su contra murieron al menos 328 personas, de las cuales el presidente nicaragüense ha admitido 200.

Los opositores también se han quejado de acciones no violentas por parte de Ortega, como el establecimiento de leyes que restringen la competencia en las elecciones, la cancelación de personalidades jurídicas de partidos de oposición o el mismo encarcelamiento de sus líderes.

En las elecciones de noviembre Ortega se jugará 42 años de primacía casi absoluta sobre la política nicaragüense, sin embargo, diferentes grupos opositores han advertido que no hay garantías de que estas, en las que no contemplan la observación, sean “libres, justas, y transparentes”. EFE

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: