Defensora de habitantes de Costa Rica dejará cargo para ir a sector privado

La Teja

San José, 16 feb (EFE).- La Defensora de los Habitantes de Costa Rica, Montserrat Solano, anunció hoy que dejará el cargo en marzo próximo luego de tres años y medio de gestión, para aceptar una oferta laboral en el sector privado.

Antes de salir del cargo la defensora, que no dio detalles sobre su próximo trabajo, deberá redactar un informe de gestión, el cual entregará a la Asamblea Legislativa, para cumplir así con un mandato legal.

“El ejercicio del cargo de Defensora de los Habitantes honra y compromete con la realidad de muchos costarricenses con quienes el Estado, históricamente, ha quedado en deuda. La Asamblea Legislativa me honró con la posibilidad de poder servir al lado de un equipo ejemplar”, afirmó Solano en un comunicado.

La defensora aseguró que confía en que el equipo “continuará resguardando el mandato de la institución de defender los derechos humanos de todas las personas y frente a cualquier vulneración”.

Solano comenzó su gestión el 22 de setiembre del 2014 y desde entonces trabajó en combatir todas las formas de discriminación y violencia, las violaciones al derecho a la salud, así como en la búsqueda de un abordaje integral al problema de la seguridad ciudadana.

Durante su periodo en el cargo la Defensoría de los Habitantes fue designada Secretaría de la Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI, por sus siglas en inglés), nombramiento que estará vigente hasta marzo de 2019.

La Defensoría señaló que en conjunto con organizaciones de la sociedad civil, el trabajo de Solano rindió frutos en asuntos como la lucha contra la violencia obstétrica, el reconocimiento del país como multiétnico y pluricultural, un mecanismo de consulta a pueblos indígenas, la visión de los flujo migratorios como un fenómeno regional, la protección de los ancianos, de los niños y del medio ambiente, entre otros.

El cargo de Solano lo asumirá el defensor adjunto, Juan Manuel Cordero, hasta que la Asamblea Legislativa no nombre a otra persona. EFE