Inicio > Noticias > Internacional > Defensores de víctimas de Mubarak lamentan que nunca rindiera cuentas

Defensores de víctimas de Mubarak lamentan que nunca rindiera cuentas

El Cairo, 25 feb (EFE).- Abogados de las víctimas de la represión en la época del presidente egipcio, Hosni Mubarak, fallecido hoy a los 91 años de edad en una cama de hospital, lamentaron el legado de impunidad y de injusticia dejado por el dictador, que fue derrocado hace nueve años durante la Primavera Árabe.

Uno de los abogados de los manifestantes que fallecieron en la revuelta egipcia contra Mubarak en 2011, Kadry Farid, dijo a Efe que las sentencias de los varios casos contra el expresidente fueron “políticas, y no legales”.

El dictador fue juzgado por su implicación en la muerte de un millar de manifestantes durante los 18 días de protestas que acabaron con su mandato, así como por delitos financieros, por lo que inicialmente fue condenado a cadena perpetua en 2012 y absuelto apenas dos años después por cuestiones de forma.

Sí fue condenado en 2014 a tres años de cárcel por apropiación indebida de fondos públicos, en un caso relacionado con el presupuesto de los palacios presidenciales.

“Alguien que fue condenado por robar no puede ser honrado por las autoridades” actuales del país, denunció Farid en referencia a los tres días de luto decretados por la presidencia egipcia y las alabanzas dirigidas a Mubarak desde esta institución.

“Quien robó al país y a los hijos del país, es honrado como un héroe nacional (…), es como honrar al asesino de su propio pueblo”, remachó el abogado.

En cuanto a su legado, el abogado consideró que Mubarak “sólo dejó huellas criminales” y un mensaje claro: “Quien comete un crimen no va a ser castigado, quien roba no va a ser juzgado”.

Por su parte, una de los fundadores del Centro Al Nadim de asistencia a las víctimas de la tortura, Aida Seif al Daula, recordó a Efe que Mubarak no fue juzgado nunca por las víctimas que murieron antes de la revolución, durante sus 30 años de su dictadura.

“La tortura fue la política de Estado en la época de Mubarak y fue un método organizado en las cárceles y a manos de la policía”, aseguró la mujer, que lleva décadas luchando por ofrecer asistencia psicológica y apoyo legal a las víctimas.

“Mubarak no merece honores ni ser declarado inocente porque no fue juzgado de verdad”, agregó, considerando que no podía tener lugar un juicio justo en “este régimen que se prolonga desde su época hasta la actualidad”.

Al Daula lamentó el hecho de que el dictador dejó “un amplio legado de asesinatos”.

Mientras, el director de la ONG Red Árabe para la Información de Derechos Humanos (ANHRI), Gamal Eid, denunció a través de la red social Twitter el tratamiento que el Gobierno está dando al difunto presidente.

“Mubarak fue juzgado y condenado por corrupción, no merece un funeral oficial, ni pensión ni honores”, afirmó el abogado de derechos humanos.

Y mostró su alegría: “Me siento como un ciudadano rumano cuando murió (Nicolae) Ceausescu y como un chileno cuando murió (Augusto) Pinochet”. EFE

%d bloggers like this: