Demócratas de EE.UU. piden investigar la destitución del fiscal general

Agencia EFE

Washington, 9 nov (EFE).- Los demócratas del Congreso de los Estados Unidos han pedido una investigación legislativa urgente para averiguar los motivos que hay detrás de la destitución del hasta ahora fiscal general del Gobierno de Donald Trump, Jeff Sessions.

En una carta divulgada hoy por los medios, una veintena de legisladores demócratas pidieron al presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte, que convoque audiencias para investigar la renuncia de Sessions a petición de Trump por considerar que puede tratarse de un esfuerzo para socavar la investigación independiente sobre la llamada trama rusa.

Trump despidió a Sessions este miércoles, un día después de las elecciones legislativas de mitad de mandato, tras meses de tensión y de quejarse de que el fiscal general saliente se hubiera inhibido de la investigación sobre la trama rusa debido a los contactos que durante la campaña electoral mantuvo con representantes de Moscú.

En las elecciones, los republicanos perdieron el control de la Cámara de Representantes, pero aumentaron su mayoría en el Senado, lo que en principio garantiza a Trump la aprobación del sustituto que elija para reemplazar a Sessions.

En su carta, los demócratas miembros del Comité Judicial aseguran que la destitución de Sessions y su reemplazo por Matthew Whitaker, un crítico con la investigación de la trama rusa que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller, que ahora se encargará de supervisar esas averiguaciones, sitúan al país en “una crisis constitucional”.

Por ello, exigieron a Goodlatte la investigación urgente del caso y establecer una ley bipartidista que proteja la investigación de Mueller de cualquier esfuerzo por entorpecerla.

“Es fundamental que nuestro Comité adopte acciones inmediatas y obligatorias para salvaguardar la legalidad y evitar cualquier daño adicional a nuestro orden constitucional”, dice la carta.

Tras la destitución de Sessions, numerosas personalidades han expresado su preocupación por la posibilidad de que con el nombramiento de Whitaker Trump pudiera tratar de interferir en la investigación de Mueller de la presunta complicidad de su campaña presidencial con las autoridades rusas en sus esfuerzos por perjudicar a su rival demócrata, Hillary Clinton, en los comicios de 2016.

La Casa Blanca negó este jueves que el país haya entrado en una “crisis constitucional” tras el despido de Sessions y dijo que el presidente Trump no ha solicitado por ahora que el Departamento de Justicia limite la investigación sobre la trama rusa.

“Esta no es una crisis constitucional”, afirmó la consejera de Trump, Kellyanne Conway, en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca. EFE