Dentro de hogares deben detectarse señales de suicidio

César Humberto Franco Mariscal, secretario de Salud en Durango, indicó que son preocupantes los problemas de suicidio que se han presentado en los jóvenes de la entidad, pero indicó que como dependencia solo pueden brindar herramientas para identificar signos de alerta y poder intervenir, porque dentro de los hogares es un espacio privado donde es difícil entrar.

Manifestó que es muy preocupante la situación de los suicidios en jóvenes, así como las adicciones, por lo que se debe reforzar esa cuestión. Reconoció que para prevenir no se puede intervenir en un domicilio, que es donde se gestan esas problemáticas, por lo que corresponde a la SSD dar tips para identificar los signos de alerta.

Sobre una línea telefónica de apoyo el secretario de Salud expresó que se tiene una en seguridad pública, que la ha estado trabajando, pero no se conoce por la población y tampoco se está acostumbrados a  usar ese tipo de herramientas y pasan días sin que nadie la utilice.

Franco Mariscal advirtió que en las familias disfuncionales es donde se están presentando adicciones, algo que incide en el problema de suicidios, por lo que se está trabajando en coordinación con otras dependencias para prevenir el tema.

“Es muy dramático el llegar a una decisión y una situación de suicidio, son problemáticas que uno no las imagina, cualquiera de nosotros podemos caer en un estado tan dramático, no lo aceptamos ahorita, pero en algún momento cualquiera podría caer”, señaló.

Al ser un problema social severo dijo que todos deben intervenir, porque se ha pedido por el ejecutivo laborar un programa multisectorial. Reconoció que se tiene poco presupuesto para atender el problema, “el presupuesto federal viene etiquetado y prácticamente es la nómina del personal de Salud Mental”.

Se tiene otro presupuesto para la operación, pero va de acuerdo a los programas que se desarrollan, donde se tiene que hacer de manera previa para solicitarlos como parte del presupuesto.

Indicó que para el próximo año se planea otorgar con claridad una suficiencia presupuestal, con programas para la atención del cáncer infantil, adicciones, prevención del suicidio y atención a las enfermedades de salud mental.