Denuncian avalúo amañado en contra de ejidatarios

Martín Ramírez Moreno, representante del ejido Otilio Montaño, denunció ante diferentes medios de comunicación que 4 comunidades se han visto afectadas con el avalúo que se hizo de sus tierras por parte del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin), pagado por el director jurídico de Minera Real del Oro “para que se fuera a piso” y se les pagara un recurso menor.

Son 4 ejidos y 2 particulares quienes hacen la denuncia pública contra Indaabin, por realizar un avaluó amañado por  tierras que comprenden arriba de mil hectáreas, de Otilio Montaño son 240, Atotonilco 108, San Agustín 97, San Lucas de Ocampo 120, mientras que entre los dos particulares cuentan con 700.

Ramírez Moreno comentó que en el artículo 55 de la Ley Minera establece que deben pagarse los bienes distintos por única vez y de inmediato antes de que inicien actividades, pero lo omitieron y tienen 10 años que no les han pagado, con Atotonilco son 11 años, “dicen que no pueden pagar lo que no hay, pero sí hubo y ya lo devastaron”.

“Lo que tenemos para demostrarles que sí, está lo de Google, las informaciones que se han sacado y los contornos devastados, están todos los árboles que ellos deshicieron”, manifestó.

Con el avalúo que se presentó por parte del Indaabin por las 240 hectáreas a la empresa minera le corresponde pagarles 5 millones 400 mil pesos, cuando aseguran que en realidad corresponden cerca de 90 millones. Explicó que se contrató un despacho de Sinaloa, un avalúo serio, que se llevó 5 días, porque se estaba midiendo para hacer la estimación, mientras los señores de Indaabin lo hicieron en una hora “solo tomando fotos”.

Indicó que tienen que tomar las medidas de los mezquites y huizaches para que sea algo real, pues el mezquite no solo es forrajero o de carbón, “sirven hasta para hacer muebles”.

Manifestó que ya se había hecho una denuncia pública en contra del señor Carlos Alberto Vázquez, director jurídico de Minera Real del Oro, quien aceptó haberle dado “una lana” a la persona que acudió a hacer el avalúo.

Se informó que por parte de las autoridades de Durango y algunas organizaciones han recibido el apoyo, pero la dependencia federal no ha contestado nada desde diciembre, por lo que cerca de 30 personas acudirán el próximo lunes a las instalaciones en la Ciudad de México para exigir que los reciban y les den una respuesta favorable.