Denuncian ferrocarrileros desalojo irregular

  • Familias obligadas a desocupar lotes y no las quieren reubicar

Por: Denice Ramírez

Un total de 180 lotes de La Cuadra del Ferrocarril y colonia La Rielera, donde habitaban 50 familias de trabajadores ferrocarrileros, fueron desalojados de manera arbitraria desde el mes de octubre del año pasado, además de que fueron acosadas dichas familias por elementos de seguridad, por lo que piden ser indemnizadas, reubicadas y que pare la persecución penal.

Norma Luna, propietaria de un terreno en dicha zona, argumentó que las propiedades fueron adjudicadas a un particular de nombre Juan Gutiérrez Castrellón, quien tiene “una supuesta escritura” que corresponde a 10,500.17 metros cuadrados, pero los ferrocarrileros jubilados y pensionados se encuentran en posesión de esos terrenos desde el 2001.

La afectada, esposa de descendiente de un ferrocarrilero, está en posesión legítima del terreno desde hace más de 16 años, al que no pueden acceder ahora. Fue entre octubre y noviembre que las familias fueron desalojadas y los hicieron firmar con engaños, incluso algunas personas se encuentran en la cárcel y tuvieron que ceder su propiedad.

María Teresa Rosales Sánchez, quien se dijo se encuentra en la cárcel porque le fue sembrada droga, por medio de la fuerza firmó y cedió su terreno a favor del supuesto propietario, situación de la que acusan a las corporaciones policiacas de prestarse a ello, pues no se les dio a los posesionarios derecho de defensa y las unidades estuvieron vigilando la colonia, a ver si algún vecino incurría en delitos.

“Así fue como nos ha sido arrebatada la posesión de estos terrenos, ya que a varios los obligaron por medio de la amenaza, de la intimidación, de la persecución penal, fuimos acosados con manifestaciones y amenazas, diciéndonos que nos iba a salir una orden de aprehensión en caso de no firmar y entregar la posesión”, expresó.

Una fracción de terreno en ese lugar se precisó de 300 a 400 mil pesos, con un valor comercial de casi un millón de pesos, sin embargo, a algunas de las familias desalojadas les hicieron ceder su terreno por 15 mil pesos, ya que sufrieron amenazas y hostigamiento por parte del abogado del nuevo dueño, de nombre Alan Iván Ceniceros.

Los vecinos no están de acuerdo en la forma en que les fue arrebatada su propiedad, pues algunos están viviendo en zonas de la periferia en condiciones de precariedad, otros viviendo a la intemperie, mientras algunos habitantes más al ser acosados tuvieron repercusiones en la salud y actualmente sufren de parálisis.

Señalaron que pretenden invalidar la escritura a favor de dicha persona, pues anterior a esta documentación existe un decreto donde se manifiesta que los terrenos deben estar a favor de los ferrocarrileros.