Desaprovechadas 30% de hectáreas forestales comerciales

A causa de la falta de previsión de los tiempos de siembra por parte de los silvicultores alrededor del 30 por ciento de la superficie destinada para plantaciones forestales comerciales en la entidad se dejó de producir y tendrá que ser hasta el siguiente ciclo el que se vuelvan a reactivar, indicó Daniel Trujano Thomé, gerente regional de la Conafor.

Indicó que para el ciclo 2016 se habían contemplado inicialmente mil hectáreas cultivables destinadas a plantaciones forestales comerciales, de las cuales se aprovecharon únicamente 700 hectáreas ya que 300 quedaron sin activarse debido a que los industriales forestales no contemplaron los tiempos adecuados para preparar la tierra y las lluvias atípicas complicaron la siembra.

El titular de la Comisión Nacional Forestal afirmó que más allá de que la humedad que se presentó durante el año fue superior al promedio que se venía teniendo en ciclos anteriores la realidad de este desaprovechamiento es que no se contemplaron los tiempos adecuados; “ejemplo de ello fue que el 70 por ciento sí se trabajó antes de que las lluvias impidieran el trabajo de las máquinas”, dijo.

Aseguró que en las zonas donde se llevan a cabo plantaciones con fines de reforestación se cumplió al 100 por ciento con las metas trazadas ya que en estas zonas no se requiere introducir maquinaria pesada, por lo que las lluvias jugaron un factor a favor y no en contra; “aquí los trabajos de supervisión de supervivencia se harán hasta el mes de mayo, después del estiaje”, puntualizó.

Trujano Thomé indicó que en estas plantaciones forestales comerciales no se trabaja la industria del pino de Navidad, pese a que existe de manera natural en el ambiente la especie que se introduce desde Canadá y Estados Unidos, sin embargo el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias ya trabaja con una nueva especie para comenzar su explotación en 2016.