Inicio > Ecologia > Desarrollan estudiantes paneles solares inteligentes

Desarrollan estudiantes paneles solares inteligentes

Jóvenes estudiantes diseñan un nuevo sistema con el cual pretenden hacer más eficiente la recepción de la energía solar. El proyecto: “Paneles solares inteligentes”, fue creado por Eduardo Salvador Hidalgo Vargas, Aurora Tijerina Berzosa y Greg Espinosa Carrillo, del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (campus Monterrey) y fue el ganador del Reto “Energía” del concurso Vive conCiencia 2016, organizado por 23 instituciones y coordinado por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

En entrevista, los jóvenes innovadores explicaron que este proyecto de paneles solares consiste en crear una especie de “red neuronal” como las que están presentes en nuestro cerebro, en donde existen tres capas de circuitos: Una de entrada, una de salida y otra donde se lleva a cabo el procesamiento. “Hay muchas formas de armar una red neuronal, pero nosotros nos decidimos a hacerlo a través de un algoritmo genético en el que se consideran el ángulo o posición del panel y la resistencia”, comentó Eduardo Hidalgo.

Este algoritmo genético funciona realmente como un sistema adaptativo de la naturaleza porque recoge la información del ambiente, la procesa y genera un nuevo patrón de comportamiento que mejora la inclinación del panel para el máximo aprovechamiento de energía.

Así, el algoritmo genético consiste en un conjunto ordenado de operaciones matemáticas y sistemáticas que permite encontrar la solución a un tipo de problema. Además se inspira de algún modo en la teoría de selección propuesta por Charles Darwin, de acuerdo a la cual los individuos más aptos de una población son los que sobreviven, al adaptarse más fácilmente a los cambios que se producen en su entorno.

En el caso de los paneles solares, solo “sobreviven” aquellas características que le ayuden a optimizar su proceso en la obtención de energía. También, el algoritmo le permite al panel ser es un sistema autónomo, lo que le da una ventaja sobre sus competidores que necesitan operarse manualmente.

“Lo más importante es que el algoritmo genético propone un nuevo patrón de comportamiento basado en la información recopilada para ir mejorando cada día. Mientras que otros paneles solares están diseñados para absorber cierto nivel de energía, el nuestro busca el mejor camino en el menor tiempo para convertirlos en realmente eficientes”, explicó Eduardo Hidalgo, estudiante del primer semestre de la licenciatura en Sistemas Computacionales.

Dentro de las ventajas de estos paneles frente a sus competidores es su autonomía y su capacidad para mejorar automáticamente, y esto es gracias al algoritmo genético. “Al tratar de explicarle a la gente qué es un algoritmo, decimos que un  algoritmo solo son las instrucciones para que la computadora entienda que tiene que hacer algo específico. Es decir, van a ser autónomos”, comentó entre risas Greg Espinosa, estudiante de la licenciatura en Sistemas Digitales y Robótica.

Este proyecto no se queda aquí, anunciaron los jóvenes, aún falta llevarlo de la teoría a la práctica y del diseño a la construcción.

“Nuestra Universidad, al saber que ganamos, nos ofreció apoyo. Creemos y queremos hacerlo en principio en una escala pequeña y si funciona como en la teoría, comercializarlo o difundir la idea para que alguien más lo propague”, mencionó Aurora Tijerina, también estudiante de primer semestre de la carrera en Sistemas Digitales y Robótica.

Eficiente, futurista y brillante fue como los ganadores describieron su proyecto y quienes enviaron un mensaje a los jóvenes “Hay que tener un espíritu de aventurero para investigar, recopilen información y desarróllenla. Nacimos en un mundo con mucho camino andado en cuestión de tecnología y no podemos abstraernos de ella”, comentaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *