Desconocidos queman un autobús en Managua en medio de protestas, sin heridos

Systemic Alternatives

Managua, 7 may (EFE).- Varios desconocidos incendiaron hoy un autobús de pasajeros en un barrio de Managua en medio de las protestas a favor y en contra del Gobierno de Daniel Ortega, sin heridos, informaron diversas fuentes.

“Pandilleros financiados por la derecha secuestran y queman autobús en Managua”, informó el portal gubernamental El 19.

El Movimiento Estudiantil 19 de Abril, integrado por universitarios que protestan contra el Gobierno, señaló a la oficialista Juventud Sandinista de quemar ese autobús de pasajeros con la intención de que la población los responsabilice a ellos.

Ese Movimiento reconoció que retuvieron cuatro autobuses y los pusieron como retén en las calles, “sin daño alguno”.

El dirigente de la Unión Regional de Cooperativas de Transporte (Urecootraco), Danilo Sánchez, dijo al Canal 4 de la televisión local que les retuvieron dos autobuses y que se van a organizar para evitar que se los dañen.

Sánchez dijo que quienes quemaron el autobús son un “atajo de pandilleros”, que primero amenazaron a los conductores, armados con pistolas.

Por su parte, el presidente de la Cooperativa Colón, Miguel Álvarez, dijo que están orientando a las diferentes cooperativas de Managua a suspender el servicio.

“Vamos a convocar a una reunión a todos los asociados para suspender el servicio en este momento, para ver cuáles son las medidas que vamos a tomar como sector transporte, dado la situación que está pasando”, indicó.

La Policía nicaragüense aún no se pronuncia sobre la quema de ese autobús.

Nicaragua atraviesa una crisis que hoy cumple 20 días, debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Ortega, que comenzaron exigiendo medidas de seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario revocó su decisión.

Desde que comenzaron las manifestaciones los enfrentamientos violentos han causado al menos 47 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 el número de los fallecidos.

Nicaragua está pendiente del comienzo del diálogo que protagonizarán el Gobierno y el sector privado, con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración. EFE