miércoles, septiembre 23, 2020
Inicio > Noticias > Internacional > Desempleo cae ligeramente en Brasil sin contar aún los efectos de la pandemia

Desempleo cae ligeramente en Brasil sin contar aún los efectos de la pandemia

Río de Janeiro, 30 abr (EFE).- El índice de desempleo en Brasil se situó en el 12,2 % en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso de 0,5 porcentuales con respecto al mismo período de 2019 (12,7 %), pero un aumento frente al trimestre anterior (11 %), informó este jueves el Gobierno.

El desempleo en la potencia suramericana afecta a 12,9 millones de personas, según los datos del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), que precisó que todavía no se puede analizar en detalle el impacto causado por la pandemia del coronavirus.

El primer caso de coronavirus en Brasil se registró el pasado 26 de febrero y la mayoría de los estados del país comenzó a implantar cuarentenas en mayor o menor grado a finales de marzo, por lo que se espera que los efectos económicos de la crisis sanitaria comiencen a sentirse a partir del segundo trimestre.

Pese a la caída del desempleo en la comparación anual, el paró aumentó 1,2 puntos porcentuales frente al trimestre precedente.

El crecimiento del desempleo en los primeros tres meses de cada año es históricamente normal debido a la supresión de los empleos que fueron generados para atender el aumento de la producción y de las ventas en la temporada navideña.

De acuerdo con el informe, los índices de desempleo se registraron mayormente en trabajadores informales.

“De los 2,3 millones de personas que dejaron el contingente de empleados, 1,9 millones son trabajadores informales”, señaló Adriana Beringuy, analista de la investigación, citada en el informe.

No obstante, la caída del 2,5 % en los empleos formales – que corresponde a unas 2,3 millones de personas- fue la mayor en toda la serie histórica y se reflejó principalmente en los servicios domésticos.

Como consecuencia se registró una ligera baja en la tasa de informalidad que pasó del 41 % en el trimestre anterior al 39,9 % en los primeros tres meses de 2020.

Aunque se perdieron plazas en todas las actividades, la tasa más alta se registró en el área de la construcción (6,5 %), seguida de la de servicios domésticos (5,4 %) y de la de alojamiento y alimentación (5.4%).

Para este año, el mercado financiero prevé una caída del PIB del 3,34 % por la COVID-19, que en Brasil deja más de 6.000 muertos y se acerca a los 80.000 casos confirmados.

La expectativa de los analistas para la contracción del PIB brasileño este año se sitúa por debajo de la proyección divulgada por el Banco Mundial, que prevé una retracción de un 5 %, y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que calcula una caída de un 5,3 %.

Tras la crisis económica de 2015 y 2016, Brasil confiaba en que tendría una recuperación más robusta este año, tras el discreto crecimiento que registró en los tres años anteriores (1,3 % en 2017, 1,3 % en 2018 y 1,1 % en 2019).

No obstante, la emergencia sanitaria y económica global causada por el coronavirus ha frustrado el optimismo respecto a una recuperación del país y los primeros efectos de la pandemia ya se han hecho sentir en la mayor economía de sudamérica. EFE

%d bloggers like this: