Desvelan nuevo caso de manipulación de taquilla en China

Monster-Hunt_poster_goldposter_com_55Pekín, 21 abr (EFE).- Los medios chinos han desvelado un nuevo caso de manipulación de taquilla en China, una práctica que, según expertos del país, se ha convertido en una “regla no escrita” en la industria.


La distribuidora de la película de animación china en 3D “Monster Hunt”, que se alzó como la primera cinta doméstica en liderar la taquilla en 21 años el pasado mes de septiembre, invirtió 4 millones de yuanes (unos 618.000 dólares) en entradas para proyecciones gratuitas, informó anoche la cadena oficial CCTV.

La oficina de Pekín de la distribuidora, la firma hongkonesa Edko Films, infló la taquilla con estas proyecciones “de caridad”, que organizaron en 29 cines del país propiedad de la empresa.

Estas proyecciones, para las que la compañía compró todas las entradas y las regaló al público, contribuyeron en 40 millones de yuanes (unos 6 millones de dólares) al total de la recaudación de la cinta.

El año pasado “Monster Hunt” sobrepasó en las salas chinas a la producción de Hollywood “Furious 7”, con una recaudación en los cines del país que según la productora superó los 385 millones de dólares desde su estreno a mediados de julio.

Hasta entonces, nunca un film doméstico había dominado la taquilla china desde que el país volvió a abrir el mercado a las producciones extranjeras en 1994.

Un representante de Edko explicó a CCTV que su empresa pagó por esas entradas para “proyecciones de caridad” porque querían que más gente viera la película.

Tras este caso y el de “Ip Man 3”, cuya distribuidora fue penalizada por prácticas similares recientemente, fuentes del sector aseguran que la manipulación de la taquilla se ha convertido en una “regla no escrita” de la industria en China, dice CCTV.

Al inflar las ventas, las distribuidores generan atención sobre la película y consiguen atraer mayor audiencia, explica la cadena.

Preguntado por Efe sobre este problema, el subdirector de la oficina de Pekín de la Administración de Prensa, Radio, Cine y Televisión, Han Yu, aseguró recientemente que el Gobierno chino “está determinado” a acabar con el fraude en el sector.

Han recordó que a principios de este año las autoridades iniciaron una campaña contra estos delitos, después de que en 2015 docenas de salas de cine fueran penalizadas.

Al parecer, las autoridades planean instalar cámaras dentro de las salas para comprobar que la audiencia se corresponde con las entradas vendidas, publican los medios del país.

El cine chino, el segundo mayor mercado mundial del séptimo arte, generó ingresos récord por entradas en 2015, un total de 6.800 millones de dólares, lo que supuso un aumento interanual del 48,7 por ciento y en lo que va de año sigue acortando la distancia con el primer mercado mundial, EEUU (con unos 10.000 millones de dólares en taquilla anuales). (1)EFE