Detectan a 52 extranjeros sin permiso laboral en proyecto minero en Panamá

La Estrella de Panamá

Panamá, 6 ago (EFE).- Un total de 52 extranjeros fueron detectados trabajando sin permiso laboral en el proyecto minero de cobre de la empresa Minera Panamá, en la provincia caribeña de Colón, informó hoy el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

La acción que dio con la situación irregular de los extranjeros, cuya nacionalidad no fue precisada, fue realizada por funcionarios de la Dirección de Inspección del Ministerio de Trabajo a Minera Panamá, subsidiaria de la multinacional de origen canadiense First Quantum Minerals,

El Mitradel indicó en un comunicado que “procederá a sancionar a esta empresa por incurrir en la contratación de trabajadores extranjeros sin permiso laboral”.

El Código de Trabajo establece que toda empresa o comercio que contrate migrantes informales será sancionado con multas por cada trabajador en condición de ilegalidad, en una primera ocasión con multa de 500 dólares, de reincidir por segunda vez la sanción será de 1.000 dólares y de 10.000 dólares si es por tercera vez, sin entrar a considerar la cantidad de trabajadores extranjeros.

En este caso, el Mitradel solicitará al Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) la suspensión temporal del Aviso de Operación de las empresas o comercios que reincidan en esta práctica que fomenta una competencia desleal, señala el comunicado.

La entidad de Trabajo indicó que “continuará de manera permanente con los operativos dentro de esta empresa hasta cuando la misma proceda a formalizar a los trabajadores bajo esta condición, en aras de hacer cumplir las normativas laborales panameñas, y de proteger la mano de obra nacional, evitando la competencia desleal”.

El proyecto de Minera Panamá contempla la exportación de unas 320.000 toneladas métricas de cobre por año.

El contrato de Minera Panamá con el Estado panameño está vigente desde 1997, tiene una duración de 60 años y establece revisiones a sus cláusulas cada 20 años.

Las obras estuvieron detenidas del 14 al 18 de febrero pasado por un conflicto entre dos sindicatos y la empresa Minera Panamá.

Una puja entre el sindicato de la mina conocido como STM, afiliado a Convergencia Sindical, y el Sindicato Único Nacional de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), el mayor del país, fue el centro del conflicto.

Cada uno de estos sindicatos alega tener el mayor número de afiliados y, por lo tanto, el derecho legal de negociar con la empresa una nueva convención colectiva.

El proyecto reanudó operaciones el 18 de febrero pasado tras la firma de un acuerdo entre el Suntracs y representantes de Minera Panamá. EFE