Detenciones de menores disminuyen 65%

policias-y-detencionesJuan Mejorado Oláguez, titular del Juzgado Administrativo Municipal, afirmó que en lo que va del 2016 el número de menores infractores se ha reducido hasta en un 65 por ciento, atribuible esta estadística a las campañas de prevención y concientización que se llevan a cabo en las instituciones educativas y a la multa que se les aplica a los padres de los infractores.

Destacó que por cometer faltas administrativas como consumir alcohol y drogas en la vía pública y participar en actos vandálicos se ponen a disposición del Juzgado Administrativo Municipal desde 400 hasta 600 jóvenes de entre 14 y 28 años de edad por mes, de los cuales entre 180 y 200 son menores de edad, cifra que ha bajado a menos de 100 menores por mes.

El funcionario municipal informó que de ellos 29 reinciden en cometer algún delito o falta administrativa, refiriendo que la principal razón para que un menor vuelva a la realización de un delito radica principalmente en su condición de inimputables; “esta situación se vuelve impunidad pues para los hijos no hay sanciones y para los padres resulta ser simbólica”, puntualizó.

Comentó que actualmente el Juzgado Municipal aplica sanciones administrativas del tipo económico pecuniario a los padres de los jóvenes que hayan cometido las faltas, al entenderse que son ellos los responsables directos de las acciones de sus vástagos; “obviamente no son equivalentes a las sanciones que recibe un mayor de edad, pero nos sirve para dar un precedente”.

Mejorado Oláguez indicó que con el objetivo de contribuir a la recomposición del tejido social se han realizado pláticas de prevención de adicciones a estudiantes del nivel medio superior en diferentes centros de reunión como plazas públicas, unidades deportivas y planteles educativos, teniendo un impacto favorable en más de 65 mil jóvenes desde 12 hasta 24 años de edad.

Manifestó que por instrucciones del alcalde Carlos Emilio Contreras se le ha dado prioridad a este tema, por lo que en cada proceso se aprovecha para vincular a los jóvenes detenidos a terapia psicológica y de rehabilitación a través de Alcohólicos Anónimos y los Centros de Integración Juvenil, con el objetivo de que vean cómo serán en el futuro si siguen repitiendo sus conductas

Recalcó que la incidencia delictiva en menores de edad es un tema social y familiar, de ahí a que el llamado de las autoridades sea en el sentido de que los padres vigilen el accionar de sus hijos, sus amistades y sus horarios; “los tiempos modernos nos alejan de nuestros hijos. Por eso es importante que los padres respondan por sus hijos, incluso suspendiéndoles la mesada”.

Agregó que un 70 por ciento de los menores de edad que son arrestados se encuentran cursando sus estudios, cuya edad promedio ronda entre los 14 y 17 años, sin embargo se han tenido casos de jóvenes de 12 y 13 años implicados en detenciones por grafiti o alterar el orden público; “las sanciones máximas son de 300 pesos porque no se busca recaudar, sino inhibir”, finalizó.