Detenidas dos colombianas en operativo contra el narcotráfico en Paraguay

Asunción, 9 sep (EFE).- Dos mujeres colombianas declaran hoy ante la Fiscalía tras su detención el sábado por la noche en Ciudad del Este (Paraguay), en el marco de la operación contra el narcotráfico en la que fue arrestado Reinaldo Cabañas, presunto líder de una red que traficaba con cocaína hacia Brasil, informó el Ministerio Público.

Las ciudadanas colombianas estarían vinculadas al grupo criminal, según la Fiscalía, desarticulado esta semana y por el que están imputadas 15 personas, entre ellas el narco Reinaldo Cabañas, alias “Cucho”, y un agente fiscal.

En la detención, que se realizó en el barrio de Pablo Rojas de Ciudad del Este, segunda urbe del país, los agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) se incautaron de varias maletas preparadas, un automóvil de alta gama, teléfonos móviles, dinero en efectivo en varias divisas y documentos, según los medios locales.

Se trata, según esas publicaciones, de las parejas de dos de los proveedores de droga de “Cucho”, también de nacionalidad colombiana.

En el operativo, conocido como Berilo y que comenzó el jueves, también resultó detenida la esposa de “Cucho”, Gloria López, por lavado de dinero y su hermano Marcelo Cabañas, mientras que otros dos hermanos, así como cinco personas más, fueron imputadas en rebeldía y se ordenó su captura.

Se realizaron una veintena de allanamientos, en los que se incautaron 22 kilos de cocaína, 800.000 dólares y autos de lujo, se realizaron en viviendas y negocios que responderían a las actividades de Cabañas, que según su defensa posee intereses en moteles y otras empresas en Ciudad del Este, fronteriza con Brasil.

Esta mañana, la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, se reunió con la fiscal encargada del caso Lorena Ledesma y le brindó todo su apoyo y aseguró, en referencia al agente fiscal detenido, que “vamos a limpiar” la Fiscalía de posibles funcionarios implicados.

Al agente fiscal se le imputa una supuesta comisión de cohecho pasivo agravado y frustración de la persecución y ejecución penal.

Quiñónez reafirmó además “el compromiso de la Fiscalía General de dar una lucha de frente contra el crimen organizado y sus estructuras” y explicó que la “investigación se ha llevado a cabo durante 6 meses, en sigilo y con eficacia”.

También se vio salpicado por el caso el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, tras la divulgación en redes sociales de una foto en la que aparece junto a Cabañas, supuestamente en la residencia del mandatario, que fue el cuartel general de su equipo durante su campaña a la Presidencia para las elecciones de abril.

Tras la publicación de la foto, que se viralizó, Abdo Benítez aseguró no conocer a Cabañas y que tampoco tiene datos para afirmar que se trata de un montaje, aunque dijo que estaba abierto a cualquier tipo de investigación.

Además, un diputado oficialista de Ciudad del Este, electo en abril, admitió que durante su campaña utilizó varios vehículos prestados por Cabañas, aunque dijo desconocer los presuntos vínculos de este con el narcotráfico. EFE