Detenido un periodista de investigación en Tanzania, el segundo en un mes

Nairobi, 23 ago (EFE).- La detención de un reportero de investigación en Tanzania, la segunda en menos de un mes, suscitó hoy críticas de organizaciones como Amnistía Internacional o el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), preocupadas por las restricciones a la libertad de prensa en el país.

El arrestado en esta ocasión es Joseph Gandye, trabajador de Watetezi TV, un canal digital establecido por la organización humanitaria Coalición de Defensores de los Derechos Humanos de Tanzania (THRDC, en sus siglas en inglés) para hacerse eco de las preocupaciones al respecto en el país.

Gandye había publicado recientemente una investigación sobre la brutalidad policial en Iringa, en la zona central de Tanzania.

Las fuerzas de seguridad negaron la veracidad de la información y la tacharon de degradante y difamatoria.

Este jueves, Gandye fue arrestado en Dar es Salam, donde había acudido citado por la Policía.

“Ahora le acusan de cometer sedición, en contraposición a la ley de cibercrimen, de acuerdo a la THRDC”, confirmó anoche el CPJ en su cuenta de la red social Twitter para África.

Según el CPJ, “la Policía debería abordar las preocupaciones sobre las condiciones de sus detenidos en vez de criminalizar la (libertad de) expresión. Llamamos a las autoridades a liberar a Gandye inmediatamente”.

Por su parte, Amnistía Internacional (AI) sostuvo hoy que Tanzania está “intensificando claramente la represión sobre disidentes y periodistas” e hizo hincapié en que es el segundo informador detenido en menos de un mes.

“Joseph Gandye es un periodista respetado que ha estado investigando alegaciones de serias violaciones de los derechos humanos, como tortura y otros malos tratos y abusos sexuales por parte de la Policía tanzana”, señaló el director de AI para la zona del este de África, el Cuerno de África y los Grandes Lagos, Joan Nyanyuki.

“Su arresto arbitrario es una farsa y un ardid para impedirle exponer violaciones de derechos humanos. Debe ser liberado inmediatamente y sin condiciones”, agregó, según un comunicado emitido por AI este viernes.

La libertad de prensa y de expresión en Tanzania se ha deteriorado bajo el mando del actual presidente, John Magufuli, quien ha endurecido las leyes de medios y ha obligado al cierre de blogs y medios online al imponer cuotas de más de 400 dólares por su registro.

La de Gandye es la segunda detención de un periodista de investigación en menos de un mes, ya que el freelance tanzano Erick Kabendera permanece arrestado desde finales de julio bajo cargos “inventados”, según organizaciones de derechos humanos.

Kabendera trabaja, entre otros, para el diario regional The East African, la publicación especializada African Arguments y el periódico británico The Guardian.

Estos dos no son, sin embargo, los únicos casos de este tipo en los últimos años.

En 2017, otro periodista freelance, Azory Gwanda, desapareció y aún se desconoce su paradero. EFE