Detienen a 32 abogados en Brasil vinculados a facción que opera en cárceles

detienen-a-32-abogados-en-brasil-vinculados-a-faccion-que-opera-en-carcelesSao Paulo, 22 nov (EFE).- La Policía detuvo hoy a 32 abogados y al vicepresidente del Consejo de Defensa de los Derechos de la Persona Humana del Estado de Sao Paulo (Condepe), Luiz Carlos dos Santos, por su supuesta colaboración con una facción criminal que actúa dentro y fuera de las cárceles.


Los detenidos están acusados de complicidad con el Primer Comando de la Capital (PCC), uno de los mayores grupos del crimen organizado de Brasil, nacido en el interior de las prisiones de Sao Paulo pero que en la última década se ha extendido a casi todo el país.

Entre los detenidos está Luiz Carlos dos Santos, vicepresidente de Condepe, quien es sospechoso de recibir 130.000 reales (unos 38.700 dólares) más otros 5.000 reales (unos 1.489 dólares) mensuales por parte de la organización criminal.

Las autoridades creen que Dos Santos y el resto de abogados se dedicaban a mover el dinero de la facción y ayudaron a crear una especie de banco de datos con información de agentes penitenciarios y sus familiares.

Los guardias y sus familias serían mantenidos bajo amenazas por miembros del PCC que están en libertad, con lo cual se presionaba en favor de que los presos de la organización tuvieran privilegios reñidos con la ley y pudieran operar desde el interior de las cárceles.

“Ellos (los detenidos) no actuaban como defensores técnicos de los ya presos, pero al actuar como tal, tenían acceso directo con 14 líderes (del PCC) dentro de las prisiones”, explicó el secretario de Seguridad Pública de Sao Paulo, Mágino Alves Barbosa Filho, en rueda de prensa.

Barbosa Filho apuntó que Dos Santos tenía la misión de “generar informes falsos en los cuales denunciaba la mala actuación de los organismos policiales” con objeto de difamar al cuerpo.

“Si plantas noticias que erosionan la imagen de la Policía, favoreces la criminalidad”, agregó.

Dos Santos fue detenido en su domicilio de Cotia, municipio de Sao Paulo, y está acusado de tráfico de influencias y asociación criminal, entre otros delitos.

“El crimen organizado buscó extender sus tentáculos en las instituciones de Derechos Humanos para desestabilizar a las fuerzas de seguridad de Sao Paulo”, señaló el subprocurador regional de Justicia de Políticas Criminales e Institucionales, Mário Luiz Sarrubbo.

Asimismo, en el desarrollo de la operación, que movilizó a más de 700 policías y aún continúa abierta, fueron detenidas dos personas más por portar armas de fuego por lo que el balance total de capturados se eleva a 35.

La operación, bautizada de Ethos, tuvo lugar en al menos diez municipios del estado de Sao Paulo, entre ellos la capital paulista, y tiene como objetivo cumplir 41 mandatos de prisión y 66 órdenes de búsqueda y aprehensión. EFE