Detienen a pareja sospechosa de financiar actos terroristas en Nicaragua

Managua, 28 ago (EFE).- Una pareja nicaragüense sospechosa de financiar actos de terrorismo en el marco de las protestas contra el Gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, fue detenida por la Policía, informó hoy este cuerpo de seguridad.

Aníbal Iván Parrales Jarquín y Kenia María Gutiérrez Gómez, ambos de 36 años, serán procesados por el delito de financiación para el terrorismo y otros delitos que atentan con la propiedad del Estado nicaragüense, dijo a periodistas el jefe de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, Luis Pérez Olivas.

Según las investigaciones policiales, la pareja, junto a otras personas, crearon “perfiles falsos en las redes sociales con el objetivo de contactar personas a nivel nacional e internacional, con el fin de conseguir financiamiento para la obtención de armas de fuego, vehículos, equipo de comunicación y otros accesorios para la ejecución de actos terroristas en contra de instituciones del Estado y privadas”.

La Policía afirmó que la pareja recibió dinero a través de remesas enviadas desde el exterior y la destinaron para abastecer a integrantes de “grupos terroristas en los diferentes tranques (bloqueo de vías) que estaban en el país”.

También para planear ataques contra el estatal Canal 6, el privado Canal 8, y la empresa Difuso S.A., afín al Gobierno, agregó.

Según Pérez Olivas, la pareja detenida, junto al grupo de personas con el que trabajaban y que no han sido detenidos, utilizaron armas de fuego, vehículos, motocicletas, radios de comunicación, pasamontañas y guantes, entre otros objetos, para realizar sus acciones.

Como parte de su montaje, portaban camisetas con el emblema de la Cruz Roja Nicaragüense como una fachada para ingresar sin ningún riesgo a los lugares que pretendían ejecutar “acciones terroristas”, indicó.

La Policía decomisó 19 camisetas con emblemas de la Cruz Roja Nicaragüense, 18 computadoras portátiles, un disco duro, memorias USB, dos CPU, un DVR, una planta telefónica y teléfonos móviles.

Los detenidos serán remitidos a la orden del Ministerio Público para que sea acusado por los delitos de financiación al terrorismo; portación o tenencia ilegal de armas de fuego o municiones; entre otros.

Nicaragua atraviesa una crisis sociopolítica que ha dejado entre 322 y 448 muertos, de acuerdo con cifras de entes humanitarios internacionales y locales, aunque el Gobierno cifra en 198 los fallecidos y denuncia un intento de golpe de Estado.

Las protestas contra el presidente Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.EFE