Deuda se tendrá que pagar, no importa cómo se le llame: Ochoa

La cantidad a la que asciende la deuda del Gobierno del Estado corresponde a lo que se debe y se tendrá que pagar, sin importar cómo se le llame, señaló el diputado José Antonio Ochoa, al puntualizar que hubo irresponsabilidad en la actuación de la administración anterior, como se ha podido corroborar en distintos temas, como es el caso de los recursos del Fonden que no se recibieron por falta de aportaciones.

Al referirse al tema de la deuda que en días pasados dio a conocer la Secretaría de Finanzas a nivel estatal, así como a los señalamientos de legisladores federales en el sentido de que la cantidad real es menor, el diputado Ochoa puntualizó que se trata de una situación que quedó muy clara, cuando se dijo que se deben 15 mil millones de pesos.

Agregó que se trata de una cantidad que deberá pagar el gobierno estatal, pues se trata de obligaciones que se tienen y reflejan una situación real, “no se puede tapar el sol con un dedo”, recalcó el legislador al insistir en que se trata de una circunstancia que muestra la irresponsabilidad con la cual actuó la administración estatal anterior, no solamente en este aspecto sino en otros.

Puntualizó que muestra de ello es lo que ocurrió con los recursos correspondientes a declaratorias de desastre natural que se publicaron en los años 2014 y 2015, pues aunque se aprobaron 900 millones de pesos a través del Fonden, estos recursos no llegaron a Durango porque el gobierno estatal no entregó la aportación que le correspondía y que en ese momento era de peso por peso.

Como el gobierno estatal no entregó su parte dentro del plazo que establece la normatividad, la aportación de recursos para Durango por parte del Fonden se redujo del 50 por ciento al 25%, para el proceso de rehabilitación de la infraestructura dañada, pero como de nuevo no se cumplió con esta parte, entonces la aportación federal se canceló y la administración quedó con la responsabilidad de cubrir la totalidad de los trabajos a realizar, “¿esto no es irresponsabilidad?”, cuestionó el diputado Ochoa.

Añadió que no se puede argumentar la falta de recursos para realizar una aportación del 50% de recursos para la reparación de daños, pues precisamente en esos años el gobierno estatal priista realizó una serie de gastos superfluos, como la construcción del asta bandera monumental que tuvo un costo superior a los 90 millones de pesos, que no era necesaria, como sí lo eran las obras que se realizarán con las aportaciones del Fonden.