Devolverán manejo de recursos a guarderías

  • Padres de familia no pagaban o se gastaban el dinero

El amparo que se otorgó a los dueños de las guarderías que trabajaban con subsidios del Gobierno Federal beneficiará de manera directa tanto a las niñas y  niños que recibían cuidados en estos lugares, como a las madres de familia que tienen necesidad de trabajar, señaló la diputada María Elena González.

La legisladora puntualizó que se trata de una medida positiva con la cual el juez que concedió esta suspensión responde a la demanda planteada por cientos de madres de familia de todo el país, así como por los propietarios de las guarderías que trabajaban anteriormente con lo que era la Secretaría de Desarrollo Social, que cambió de nombre para convertirse en la Secretaría de Bienestar, quienes solicitaban que continuara el programa mencionado anteriormente.

Luego de señalar que con esta decisión las madres de familia podrán salir a trabajar con la tranquilidad de que sus hijos reciben cuidados en espacios seguros para ellos, como son las guarderías, la legisladora puntualizó que en el caso de Durango serán 8,400 niños y niñas los que se beneficiarán con esta disposición, pues podrán regresar a las guarderías donde permanecían mientras sus madres trabajaban.

Después de que el Gobierno Federal tomara la decisión de cancelar el subsidio que otorgaba a las guarderías, al modificar las características de este programa que apoyaba tanto a las madres trabajadoras como a sus hijos, para sustituirlo por la entrega de recursos de manera directa a las beneficiarias, las niñas y niños que se vieron afectados por tal determinación podrán regresar a las estancias infantiles, mientras sus mamás trabajan.

María Elena González explicó que con esta disposición el Gobierno Federal tendrá que reanudar la entrega de subsidios equivalentes a 950 pesos por cada niño, que anteriormente recibían las guarderías, para que nuevamente se encarguen de la atención de los menores que son hijos de mujeres trabajadoras, en tanto la Secretaría del Bienestar se encarga de vigilar la forma como trabajan estos lugares, así como de verificar los padres de cada una, para evitar que se puedan presentar irregularidades como las que se señalaron en un pasado reciente.

Finalmente, la legisladora puntualizó que con este recurso de amparo que fue otorgado a las guarderías que se inconformaron con la modificación del programa dirigido a las madres trabajadoras, desaparecerá el programa que estableció el Gobierno Federal para atender esta situación.