Inicio > Noticias > Internacional > Diálogo de Nicaragua debe “erradicar el orteguismo”, advierte exguerrillero

Diálogo de Nicaragua debe “erradicar el orteguismo”, advierte exguerrillero

Managua, 17 feb (EFE).- El diálogo nacional para superar la crisis sociopolítica de Nicaragua debe conducir “a la erradicación del orteguismo”, afirmó este domingo el exguerrillero sandinista Moisés Hassan, presidente del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC).

“Cualquier diálogo debe conducir, en un plazo corto, a la erradicación del orteguismo en el país, a la instauración de un Gobierno de transición provisional, la liberación de los presos políticos y justicia”, dijo Hassan, en conferencia de prensa.

El PAC citó a la prensa para exponer su posición luego de que anoche el Poder Ejecutivo y la Arquidiócesis de Managua emitieran un comunicado conjunto, en el que anunciaron contactos entre el Gobierno de Daniel Ortega con empresarios locales para retomar el diálogo nacional, sin la participación de los sectores sociales que se levantaron contra el presidente en la insurrección de abril pasado.

“Este diálogo, si va a tener validez, tiene que incluir la participación del pueblo nicaragüense. Están presentes representantes de la Iglesia católica, del Gobierno, de la empresa privada, vino la OEA, pero no vemos claramente cuál es la participación del pueblo nicaragüense”, insistió Hassan, un matemático de carrera que fue alcalde de Managua en los años 80 del siglo pasado.

El dirigente del PAC insistió en que el diálogo debe conducir necesariamente hacia un plan de salida del dictador y sus secuaces, que lo han acompañado en las instituciones del Estado”, mismo que debe experimentar “una reestructuración total”, una vez con Ortega fuera del poder.

La crisis que afecta Nicaragua desde abril pasado ha dejado entre 325 y 561 muertos, de 340 a 767 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

Ortega reconoce 199 muertos y 340 detenidos a los que llama “terroristas”, “golpistas” y “delincuentes comunes”.

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), coordinado por la CIDH, ha advertido de que el Gobierno de Nicaragua cometió crímenes de lesa humanidad contra la población local.

La OEA mantiene en marcha el proceso de aplicación de la Carta Democrática Interamericana (CDI) a Nicaragua por romper el orden constitucional.

Ortega, quien lleva doce años en el poder de manera continua, no acepta responsabilidad en la crisis ni tampoco los señalamientos generalizados sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales, y denuncia ser víctima de un intento de golpe de Estado fallido.EFE

%d bloggers like this: