Digitalización y educación, claves para desarrollo incluyente en Iberoamérica

nuevas-compu-cciber-dajaos-3México, 27 ene (FE).- Aunar enseñanza y digitalización en la cambiante sociedad actual es una tarea difícil, pero inexcusable porque permitirá avanzar hacia un modelo más incluyente y capaz de eliminar la desigualdad en Iberoamérica, coincidieron hoy expertos en el foro “La educación en la era digital”.

En el marco de este evento, organizado por la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) y la Agencia Efe en la Ciudad de México, la directora de la oficina de la Secretaría General Iberoamericana para México, el Caribe y Centroamérica (Segib), Leonor Calderón, habló de la necesidad de que toda la población, especialmente los jóvenes, accedan a la digitalización.

El director general de Educación Superior Universitaria (SUP) de México, Salvador Malo, afirmó que “están cambiando los paradigmas de la educación”, lo que permite apuntar hacia una “educación flexible” y adaptada a cada estudiante.

Un nuevo paradigma que recae especialmente en la universidad, que debe tener una amplia cobertura para conducir a “la inclusión y la equidad”, destacó el secretario general de Virtual Educa de la Organización de Estados Americanos (OEA), José María Antón, durante su intervención.

Explicó que la sociedad está en un tránsito entre el presente y el futuro, en el que se debe lograr que la inclusión sea el elemento central de cambio.

Dicha visión fue compartida por el rector de la Universidad Abierta y a Distancia de México, Francisco Cervantes, quien afirmó que, en la digitalización de la educación, se debe tener en cuenta las desigualdades, también entre estudiantes e instituciones.

Aunque las buenas intenciones son claras, los problemas persisten, tal y como destacaron varios expertos.

El director general adjunto para Cooperación Internacional del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), Germán Escorcia, consideró que hay facultades “muy poco dominadoras de las estrategias digitales”.

“No podemos continuar avanzando en una era digital, pero mirando por el retrovisor”, añadió.

Entre 2000 y 2010, los matriculados en educación superior en Latinoamérica se duplicaron, pasando del 20 % a alrededor del 40 %, aunque todavía hay una “brecha” a superar, remarcó Calderón.

En México, a pesar de garantizar por ley la educación como un bien común, la inversión “insuficiente” permite que solo haya un 34,1 % de cobertura, resaltó Cervantes.

Ello contrarresta el fin último de la universidad de ser generadora de un conocimiento capaz de adelantarse a su tiempo para preparar a sus alumnos ante un devenir cambiante.

“Los depositarios de la riqueza son las universidades”, aunque las de habla hispana están rezagadas, dijo el rector del Instituto Tecnológico de Teléfonos de México, Javier Elguea.

Por ello, animó a las instituciones educativas de la región a generar contenidos, pues solo 10 de unas 10.000 universidades iberoamericanas juegan este rol.

En este contexto, el presidente del Consejo Social de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR), Alberto Ruiz-Gallardón, instó hoy a impulsar la educación digital en América Latina para que la región tenga más liderazgo.

En la inauguración del evento, el exministro de Justicia español (2011-2014) consideró una “prioridad” impulsar la misma.

El objetivo es lograr que “nuevas generaciones adquieran los conocimientos necesarios para ser plenamente competitivos en un mundo globalizado”, afirmó.

Definió Latinoamérica como “la mayor oportunidad que existe en este momento en el planeta”, y dijo que la educación digital es la “clave para el gran sueño” de lograr una región que avance hacia el liderazgo.

A su vez, la coordinadora de Estrategia Digital Nacional, Alejandra Lagunes, habló del cambio de paradigma con la revolución tecnológica, en la que cada dos días se crea “la misma cantidad de información” que la generada desde el “inicio de la humanidad hasta 2003”.

No obstante, recordó que todavía hay unos 4.000 millones de personas desconectadas de Internet. “¿Qué nivel de innovación y disrupción vamos a experimentar cuando tengamos a toda la población conectada?”, se preguntó.

En el caso de México reconoció retos, que esperó subsanar con la reforma educativa y la de telecomunicaciones impulsada por el Gobierno de Enrique Peña Nieto en el marco del Pacto por México firmado por las principales fuerzas políticas del país en 2012.

Este encuentro, que se centró en la inclusión transversal de las tecnologías de la información y el uso de sistemas virtuales de enseñanza, cerró con la intervención del rector de la UNIR, Roberto Ibáñez, quien resumió los valores intrínsecos de la enseñanza.

“El problema de la desigualdad y el problema de la educación van juntos y son inseparables, porque desde la educación podemos crear hombres y mujeres generosos”, recordó el rector, quien instó a emplear la tecnología “con inteligencia”. EFE