Diputado paraguayo pone fueros a disposición de la Cámara tras ser imputado

Z Digital

Asunción, 10 sep (EFE).- El diputado oficialista Ulises Quintana puso hoy sus fueros a disposición de la Cámara Alta después de ser imputado por supuestos vínculos con un presunto jefe narco en un operativo contra el tráfico de drogas y lavado de dinero en Ciudad del Este, segunda urbe de Paraguay y fronteriza con Brasil.

El pedido de Quintana, del Partido Colorado e imputado, entre otros presuntos delitos, por narcotráfico en calidad de cómplice, será tratado por la comisión de Asuntos Constitucionales, de la que forma parte el diputado.

“Vamos a hacer lo que se tenga que hacer, todos los compañeros manifestaron su preocupación al respecto y tomamos, en mesa directiva, todo lo que hace a la situación de varios diputados, no solamente al señor Quintana, sino de otros que tienen procesos”, dijo Kattya González, del Partido Encuentro Nacional.

Previamente, la Fiscalía había pedido el desafuero del diputado para poder investigarlo por tráfico internacional de drogas en carácter de cómplice, asociación criminal, enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y tráfico de influencias.

El Ministerio Público ha emitido en los últimos días imputaciones a un total de 30 personas, entre ellas ocho policías y varios asistentes fiscales, así como a Reinaldo Cabañas, presunto líder de la red desmantelada en Ciudad del Este, la cual se dedicaría a enviar cocaína a Brasil.

Ello tras más de veinte allanamientos realizados desde el pasado jueves en varias propiedades y empresas en Ciudad del Este, donde se encontraron 22 kilos de esa cocaína y unos 800.000 dólares.

El viernes, Quintana reconoció que utilizó varios vehículos durante su campaña electoral prestados por Cabañas, pero en la creencia de que se trataba de un importante empresario de la zona de Ciudad del Este, donde regentaría varios moteles y otros negocios.

La fiscal encargada del caso, Lorena Ledesma, dijo hoy en una rueda de prensa que Quintana habría facilitado “el sistema de traslado de drogas y sumas de dinero” de la organización liderada presuntamente por Cabañas, “utilizando sus influencias”.

Entre los imputados hay ocho policías, tres ciudadanos colombianos y tres asistentes fiscales, además de tres hermanos de Cabañas y la esposa de este, Gloria López.

Ledesma relató que “cada uno” de los imputados “tenía un rol diferente” dentro de la organización, cuya forma actividad consistía en trasladar “de manera semanal” sumas de dinero desde Ciudad del Este a Asunción.

“Envíos de entre 350.000 y 400.000 dólares”, explicitó, que se hacían mediante vehículos, y que se utilizaban para pagar la droga que se transportaba de vuelta a Ciudad del Este y de ahí a Brasil. EFE