Inicio > Noticias > Internacional > Diputado salvadoreño que pidió nueva amnistía renuncia a comisión de Congreso

Diputado salvadoreño que pidió nueva amnistía renuncia a comisión de Congreso

Foto D1: Nelson Dueñas, el dúo de esta imagen no pretende violar los derechos de autor.

San Salvador, 18 mar (EFE).- El diputado Rodolfo Parker, del Partido Demócrata Cristiano (PDC) de El Salvador, renunció este lunes a una comisión creada para la elaboración y estudio de una ley de amnistía, en la que propuso una iniciativa que fue rechazada por diversos sectores que la tildaron de favorecer la impunidad de los crímenes de la guerra interna (1980-1992).

El parlamentario presentó ante dicha comisión especial su renuncia por escrito y luego señaló en una conferencia de prensa que “las críticas que recibió la propuesta” y él mismo “estaban alejadas de la realidad”.

“Nunca ese documento tuvo el propósito de ser un documento final, pero de inmediato tuvo críticas hasta llegar a estigmatizarlo como ley de Rodolfo Parker”, manifestó.

Parker apuntó que tomó la decisión de renunciar “después de escuchar que el arzobispo de San Salvador”, José Luis Escobar Alas, “expresara que el documento promovía la impunidad, cuando en ninguno de sus apartados contenía algo semejante”.

Escobar Alas manifestó el domingo su “desacuerdo” con la iniciativa presentada bajo el título de “proyecto de ley de reconciliación nacional”, y señaló que de aprobarse “sería una ley espuria como la ley de amnistía del 93, totalmente injusta, que en vez de proteger a las víctimas, las revictimizaría y protegería a los victimarios”.

El rechazo a la propuesta por parte de la Iglesia católica se unió al de diversas organizaciones defensoras de derechos humanos.

Parker es señalado en el informe de la Comisión de la Verdad de la ONU de 1993 de alterar declaraciones sobre la masacre de seis padres jesuitas en 1989 “para ocultar las responsabilidades de altos oficiales en el asesinato”, cuando era miembro de una “comisión de honor” nombrada por el Gobierno para investigar el caso.

La anulación de la amnistía en 2016 permitió la reapertura de procesos penales como la masacre de El Mozote, la matanza de los seis jesuitas y el magnicidio de san Óscar Arnulfo Romero de 1980.

Según el informe de la ONU, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981, unidades del batallón de elite Atlácatl torturaron y ejecutaron “deliberada y sistemáticamente” a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros sitios aledaños.

Un registro estatal estima la cifra de víctimas de El Mozote en al menos 1.725, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron a la masacre, 660 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado. EFE