Diputados paraguayos modifican proyecto de ley de paridad aprobado por Senado

Agenda Paraguay

Asunción, 12 jun (EFE).- La Cámara de Diputados aprobó hoy con modificaciones el proyecto de paridad democrática y sin el artículo contemplado en la versión sancionado ante por el Senado, que incluía una cuota del 50 % de mujeres en las listas electorales internas de los partidos políticos.

Según un comunicado de la Cámara Baja, el proyecto de ley modificado salió adelante con el voto a favor de la mayoría de los diputados oficialistas y se limita a promover programas de concienciación social para “eliminar las actitudes discriminatorias” y los estereotipos.

Además, las modificaciones aprobadas hoy en sesión extraordinaria pretenden ofrecer programas de “capacitación” en materia de liderazgo” para las mujeres con el objetivo de “fortalecer su participación en puestos de decisión”.

Para ello, la ley obligará a los partidos políticos a destinar un 30 % de sus aportaciones estatales a dichos programas.

Durante el debate previo a la votación, aplazada en varias ocasiones, diputados del gobernante partido Colorado argumentaron que el proyecto de ley pretende imponer cuotas por sexo y no por idoneidad para ocupar cargos de responsabilidad.

Dudaron además de su necesidad alegando que la igualdad entre sexos está protegida por la Constitución.

En cambio, los defensores de la ley de paridad, en su mayoría del opositor Partido Liberal, defienden la normativa puesto que para ellos, en la práctica no se produce la igualdad proclamada en la Constitución.

El proyecto de ley que aprobó el Senado el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, estipulaba que la participación de las mujeres en un 50 % en las listas electorales se ceñiría a los comicios internos de los partidos para no colisionar con la ley electoral basada en la fórmula proporcional conocida como ley D’Hondt.

Sin embargo, la paridad interna en los partidos políticos no garantizaba tampoco la igualdad y la alternancia en las listas unificadas para unas elecciones generales, aunque deja la decisión en los votantes de las elecciones internas de los partidos.

El proyecto pasa ahora a la Cámara Alta para ser tratado.