Director general de IICA llama a América a dar “prioridad” a sector rural

Ntalia Kidd

Lima, 13 abr (EFE).- Los gobiernos de los países de América deben dar “prioridad” a un sector estratégico como el agropecuario si quieren asegurarse un desarrollo a largo plazo, recalcó hoy en una entrevista con Efe el director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero.

“Represento a una institución que defiende la importancia del desarrollo agropecuario rural, que considera que este sector, más que estratégico, es prioritario para un desarrollo armónico e integrado de nuestros países”, dijo Otero, que participa en la III Cumbre Empresarial de las Américas, que concluye hoy en Lima.

El director del IICA también asistirá a la VIII Cumbre de las Américas, que quedará inaugurada esta noche en la capital peruana, y Otero quiere transmitir a los jefes de Estado del hemisferio un pedido: “Que refuercen la importancia de la agricultura como un sector absolutamente prioritario, que es necesario tener políticas de Estado con una visión de mediano y largo plazo”.

“La agricultura es vida y es futuro de nuestro continente”, subrayó el argentino Otero, quien asumió hace tres meses al frente del organismo de cooperación hemisférico en materia agrícola.

Su impronta, explica, es aportar una “visión fresca, esperanzadora, renovada y positiva sobre el sector agropecuario” y recalcar que si la actividad es “pujante”, se podrán “atacar muchos de los temas centrales que hoy están limitando el desarrollo” de los países de la región.

A su juicio, por ejemplo, “los problemas de migración se deben a estrategias fallidas en materia de desarrollo rural”.

Los grados de evolución de los negocios agropecuarios en América es muy dispar, como así también las políticas que se aplican al sector en los diversos países.

“Hay muchas agriculturas y por eso es fundamental, desde el IICA, encontrar y proponer nuevas estrategias de desarrollo rural que pasen a considerar a los territorios rurales como espacios dinámicos y creadores de oportunidades, aumentando las exportaciones, mejorando la seguridad alimentaria y una oferta de alientos de calidad”, sostuvo.

Otero lamentó que “en el pasado, en algunos países se le ha dado la espalda al campo” y señaló que eso es un error estratégico que es preciso revertir”.

Observó que “los países más evolucionados hoy han atravesado estrategias de desarrollo rural bien sucedidas que les han permitido seguir avanzando en los estadios de desarrollo”, un recorrido que la región debe imitar.

Y ello dejando de lado “dicotomías” entre la pequeña agricultura y la empresarial, la producción orgánica y la química, entre las exportaciones y las importaciones, pues “hay espacio para todo y esas visiones aparentemente antagónicas tienen que encontrar un punto medio”.

“El agronegocio va a seguir existiendo, cada vez más capitalizado, mirando hacia el área internacional. No perdamos de vista que un billón de dólares que se aumenten las exportaciones representan 14.000 empleos nuevos”, destacó.

Al mismo tiempo, apuntó, se necesita de la agricultura familiar, darle tecnología y financiación para que de lugar a un pequeño empresariado que, a su vez, trabaje con el gran agronegocio.

Mayores recursos, mejor infraestructura, integración de cadenas de valor, atención al cambio climático son vías concretas para demostrar que los Estados dan prioridad al campo, además, según apuntó Otero, de promover la transferencia de tecnología agropecuaria.

En este sentido, en el marco de la cumbre de Lima, el IICA firmó hoy una declaración con la Comunidad Andina de Naciones (CAN) para impulsar nuevas acciones para el desarrollo rural, entre ellas la promoción del comercio de los productos de la agricultura familiar y de mecanismos de diálogo entre los sectores público y privados vinculados a la actividad agraria.

La CAN tiene como países miembros a Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, con 120 millones de habitantes, de los que cerca de un 30 % se asienta en las áreas rurales andinas.

En materia de comercio agrícola, Otero resaltó la necesidad de reducir las barreras no arancelarias y ser mucho más estrictos con los estándares internacionales en materia sanitaria-

Además, llamó a mayores esfuerzos para facilitar los trámites para que el productor rural no quede preso de perder muchas horas en asuntos burocráticos en vez de concentrarse en producir más.

El IICA, organismo especializado en agricultura del Sistema Interamericano, fue creado en 1942, con sede en Costa Rica. EFE