Inicio > Noticias > Internacional > Director teatral ruso ve la luz tras dos años de persecución judicial

Director teatral ruso ve la luz tras dos años de persecución judicial

Ignacio Ortega

Moscú, 11 ago (EFE).- La Justicia rusa puso hoy fin al infierno en el que vivía desde hace dos años Kiril Serébrennikov al suspender el juicio por corrupción contra el famoso director teatral, caso que desató numerosas críticas en el mundo de la cultura en Rusia y en Occidente.

“Es una magnífica noticia. Está muy bien que… un creador pueda trabajar libremente”, comentó Vladímir Tolstói, tataranieto del famoso escritor ruso Lev (León) Tolstói y asesor cultural del Kremlin, a la agencia Interfax.

Un tribunal de Moscú suspendió hoy el juicio contra Serebrénnikov por insuficiencia de pruebas, decisión que dejó en muy mal lugar a la Fiscalía, al ministerio de Cultura y al presidente ruso, Vladímir Putin, que habían negado la persecución del artista.

En uno de los procesos judiciales más sonados contra una personalidad cultural en la historia de Rusia, Serébrennikov fue detenido en agosto de 2017, acusado de malversación de fondos públicos y puesto bajo arresto domiciliario.

Algunos actores y directores rompieron una lanza en su favor e insinuaron que su colega estaba siendo castigado por participar en manifestaciones contra Putin y criticar la creciente influencia de la Iglesia Ortodoxa en Rusia en su película “The Student”, que fue premiada en Cannes.

Mientras, otros muchos artistas callaron por temor a posibles represalias del Estado ruso, de quien depende la financiación de todos los teatros en este país.

Ahora, el director teatral ruso más conocido en Occidente podrá reanudar su carrera y viajar al extranjero, ya que el tribunal también retiró hoy la medida preventiva que restringía sus desplazamientos.

“El tribunal, tras estudiar los materiales del caso y escuchar la opinión de los participantes en el proceso, considera necesario devolver el caso penal a la Fiscalía”, dijo Irina Akkurátova, la jueza del Tribunal Meschanski de Moscú.

La magistrada explicó que la acusación cometió infracciones que no pueden ser subsanadas durante el proceso judicial, dificultan la tramitación del caso e impiden que se dicte sentencia.

A mediados de agosto la jueza ya reconoció que el tribunal no podía demostrar la culpabilidad de Serébrennikov, ante la imposibilidad de determinar si tuvo lugar una malversación de fondos asignados al proyecto cultural Plataforma, dedicado a la popularización y desarrollo del arte moderno.

El tribunal encargó en abril pasado a una comisión investigar si la compañía Séptimo Estudio creada por el director para gestionar el proyecto había dedicado parte del dinero a otros fines.

Además de Serébrennikov, otras cuatro personas vinculadas con la compañía Séptimo Estudio están acusadas de malversar 133 millones de rublos (más de 2 millones de dólares, 1, 8 millones de euros) de fondos destinados entre 2011 y 2014 a Plataforma.

Prestigiosos cineastas como Alexandr Sokúrov, León de Oro en Venecia en 2011 con “Fausto”, o Pável Lunguin, galardonado con el premio a mejor director en Cannes en 1990 por “Taxi Blues”, se congratularon hoy de la decisión del tribunal.

“Kiril es un magnífico director, una figura extraordinaria en el país y en el mundo, por eso hay que solucionar cuanto antes todas las cuestiones que, por supuesto, dificultan en gran medida su vida”, dijo Sokúrov, a lo que Lunguin añadió que “todos los intelectuales de Moscú” apoyaban la liberación del artista.

Serébrennikov, que recibió la víspera el premio al “Hombre del año” de la revista “GQ”, defendió siempre su inocencia, calificó las acusaciones de “tremenda injusticia” y pidió ayuda al público del Teatro Gógol que él dirige desde 2012.

En cambio, el presidente ruso, Vladímir Putin, siempre negó la “persecución” del director, aduciendo que, si la hubiera, su último espectáculo “Núreyev”, que causó una gran controversia en este país, no habría sido escenificado en el Teatro Bolshói.

Putin vinculó las investigaciones abiertas contra algunos artistas con la falta de regularización legal en las actividades culturales, mientras su portavoz, Dmitri Peskov, aludió directamente al “uso incorrecto de fondos públicos”.

En la misma línea, el ministro de Cultura de Rusia, Vladímir Medinski, llamó a no inmiscuirse en el juicio y permitir que el tribunal ejerciera su labor “de manera objetiva, sin presiones y sin histerias”.

“Por eso, puedo repetir lo que he dicho siempre: que Serébrennikov es un brillante director, que su teatro era muy innovador…aunque tenía tanto partidarios como detractores”, afirmó Medinski.

Durante el proceso en su contra, Francia le condecoró con la medalla de la Orden de las Artes y las Letras; los festivales de Cannes y San Sebastián programaron su película “Summer” (Leto) sobre la vida del legendario rockero soviético Víctor Tsoi y la Ópera Cómica de Berlín anunció la próxima puesta en escena por parte de Serebrénnikov de “The Rake´s Progress”.EFE