Diseñan una cesta de jai alai para batir el récord de velocidad de pelota

Barcelona, 22 ene (EFE).- Estudiantes de Ingeniería Aeroespacial de la Escuela Superior de Ingenierías Industrial, Aeroespacial y Audiovisual de Terrassa (ESEIAAT), de la UPC, han diseñado cambios en la cesta de jai alai, deporte de origen vasco también denominado cesta punta, para batir el récord mundial de velocidad de pelota.

La propuesta, basada en cálculos físicos, mecánicos y aerodinámicos, hace que la pelota pueda alcanzar los 365,4 km/h (kilómetros/hora), 16,6 km/h más que el récord actual, establecido en 349 km/h.

Los estudiantes Lídia Carós, Christian Sánchez, Gorka Unzueta y Xavier Valls han participado en el “Red Bull Jai Alai Challenge”, un concurso para conseguir superar el récord mundial de velocidad de pelota de este deporte vasco, en el que han presentado una propuesta basada en análisis aerodinámico y estructural tanto de la canasta como de la pelota.

La velocidad máxima de una pelota de jai alai se produce en el momento en que sale de la cesta de mimbre y a partir de ahí, los estudiantes analizaron las claves físicas, mecánicas, aerodinámicas y estructurales para hacer que la pelota salga aún a más velocidad.

Tras analizar diferentes lanzamientos, llegaron a la conclusión de que el revés, un movimiento circular, era el lanzamiento con el que la pelota conseguía más velocidad y constataron que para aumentar la velocidad de la pelota de Jai Alai era necesario alargar el mango de la cesta.

Lídia Carós ha explicado que “si se aumenta el radio, aumenta la velocidad lineal en la punta de la cesta, lo que se traduce en un aumento de la velocidad de la pelota”.

Para evitar que la nueva longitud incrementara la resistencia aerodinámica de la cesta, decidieron cambiar la forma del mango, convertirlo en una superficie convexa y añadirle agujeros longitudinales.

Sometieron la cesta a un túnel de viento virtual para ver que, con estas variaciones, lograban reducir la resistencia al aire un 50 %.

Además, para reducir la fricción de la pelota sobre la superficie de la cesta introdujeron un carril de teflón dentro de la cesta y recubrieron la pelota con este mismo material.

De este modo, la pelota ya no rueda sino que se desliza a lo largo de la cesta, con el consiguiente aumento de velocidad.

“El concurso no valoraba la propuesta para una competición oficial sino para conseguir, en un lanzamiento, la máxima velocidad posible de la pelota de jai alai”, ha detallado Xavier Valls.

“Por eso también contemplamos el lanzamiento en un entorno con una densidad mínima del aire para que la resistencia aerodinámica sea proporcional a la densidad. Es decir, la pelota debería lanzarse en un frontón ubicado en una ciudad con mucha altitud, como Ciudad de México”, ha añadido Valls. EFE